Papel y Tinta

Terroristas planificaban atentado con carro bomba

INFOGRAFÏA
Luis Dávila
Escrito por Luis Dávila

Labores e inteligencia tras una entrevista concedida al canal norteamericano CNN condujeron la madrugada de este lunes 15 de enero a un grupo de efectivos de las Fuerzas de Acción Especial (Faes) pertenecientes a la Policía Nacional Bolivariana (PNB) hasta una vivienda ubicada en la urbanización Araguaney, en el kilómetro 16 de El Junquito, en donde el grupo comandado por el ex Cicpc Óscar Pérez preparaba un atentando terrorista con un coche bomba, el cual planificaban hacer estallar frente a una embajada.

Como resultado del operativo policial, fueron detenidos cinco integrantes de la célula violenta, mientras se reportó el fallecimiento de siete, entre los que se encontraba Pérez, conocido por haber secuestrado en el aeropuerto de La Carlota un helicóptero perteneciente al CICPC para cometer atentados contra la sede del Tribunal Supremo de Justicia y la sede del Ministerio de Relaciones Interiores y Justicia, hecho ocurrido el pasado 27 de junio.

Desde ese momento, el ex funcionario de la policía científica se había mantenido en la clandestinidad y anunció reiteradamente a través de diversas redes sociales su intención de atentar contra la estabilidad de la República Bolivariana de Venezuela. El pasado 18 de diciembre, un grupo de alzados en armas liderados por Pérez se hicieron pasar por funcionarios de la Dgcim -contrainteligencia militar- para ingresar al Comando de la Guardia Nacional Bolivariana ubicado en el sector Laguneta de La Montaña, de la ciudad de Los Teques, estado Miranda, de donde sustrajeron 26 fusiles modelo AK-103, tres pistolas 9mm, modelo PGP, 108 cargadores de AK-103, tres cargadores de pistola, 3.240 municiones para fusiles AK-103 y 67 municiones 9mm. Posteriormente indicaron que ese armamento sería usado en atentados contra la paz de los venezolanos, en concordancia con la intención anunciada por sectores opositores de reiniciar una ola de violencia, como la que el año 2017 dejó más de 130 personas fallecidas, miles de heridos y daños materiales incuantificables.

De acuerdo con información suministrada este martes 16 por el ministro de Interior y Justicia, Néstor Reverol, los datos de inteligencia obtenidos luego de una entrevista proporcionada por la célula liderada por Pérez a un canal internacional, sumada a indicios aportados por dirigentes políticos, en el marco del diálogo por la paz, resultó determinante para dar con la ubicación del grupo conformado por trece individuos -10 hombres y 3 mujeres- los cuales planificaban la ejecución de un atentado terrorista con un vehículo cargado de explosivos, el cual presumiblemente iban a hacer estallar en los alrededores de la embajada de un país amigo de Venezuela, en lo que sería el inicio de una confrontación armada como la que padece desde hace seis años Siria, en donde una guerra civil iniciada por elementos terroristas armados desde el exterior ha devastado esa nación.

El operativo

Luego de la ubicación precisa del lugar en donde se refugiaba la célula terrorista, los funcionarios del Faes se apersonaron en el lugar en horas de la madrugada de este lunes 15, con la intención de capturarlos, pero fueron recibidos con disparos de ametralladoras. Luego de horas de negociaciones, los alzados en armas se negaron a deponer su actitud e incluso dispararon contra los funcionarios en medio de las conversaciones, razón por la cual los comandos del Faes se vieron obligados a ingresar a la vivienda en donde se encontraban los terroristas, con un saldo de siete personas fallecidas y cinco detenidos.

Entre los capturados figura Joaldy Deyón y Juan Carlos Urdaneta, alias “El Tío”, quienes eran encargados de proveer materiales y suministros al grupo; mientras que Eva Lugo y Vanessa Ruíz fungían como financistas desde el exterior a las actividades conspirativas de la célula. Otro de los apresados es Antonio José Pérez, quien participó en el asalto al destacamento de la Guardia Nacional en el estado Miranda el pasado mes de diciembre y William Alberto Aguado, propietario del vehículo donde se trasladó el material sustraído en aquel hecho violento.

El titular de Relaciones Interiores señaló que durante la operación hallaron dos fusiles AK-103, pistolas, escopetas, granadas de humo y otros elementos criminalísticos de interés. Además, en la llamada operación Gedeón, resultaron fallecidos siete integrantes del grupo: Daniel Soto, Abraham Agostini, José Pimentel, Jairo Ramos, Abraham Ramos, una mujer no identificada hasta el cierre de esta edición y Óscar Pérez, líder del grupo.

PEREZ

Reverol aseguró que pese a los intentos de negociación, se inició de forma “mal intencionada” un enfrentamiento con los organismos de seguridad que dejó el saldo de dos funcionarios muertos (el supervisor jefe Andreu Garate y el oficial agregado Roger González) y ocho heridos de gravedad.

“Nosotros, con esta Constitución, vamos a seguir realizando todas las acciones necesarias para hacer cumplir la Constitución y las leyes de la República”, aseveró Reverol, quien envió condolencias a los familiares directos de los caídos y heridos.

CUATRO F154_5