Papel y Tinta

João Pedro Stedile: Lula solo será liberado con el pueblo en las calles

P8-9- stedile_0
Cuatro F
Escrito por Cuatro F

Por: Brasil de Fato

João Pedro Stedile, de la Coordinación Nacional del Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Terra (MST), llamó a las fuerzas progresistas a ocupar las calles contra la prisión del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.
Considera la orden de encarcelamiento del juez Sergio Moro para el expresidente es solo otro capítulo del golpe general que se ejecuta en Brasil.

El dirigente del MST señala la responsabilidad de la Red Globo como “autora intelectual del golpe y coordinadora política de las fuerzas de derecha” y cree que “la única forma de liberar a Lula es con grandes manifestaciones de masas”.

¿Como evalúa el contexto que nos llevó hasta este momento?
– Brasil vive una grave crisis económica, social, política y ambiental. Cuando una sociedad entra en una crisis estructural como estamos ahora, las clases aumentan el conflicto entre ellas en defensa de sus intereses o privilegios. En 2016, ¿que sucedió? La burguesía, para salvarse y poner todo el peso de la crisis sobre los trabajadores, dio un golpe. Separaron a la expresidenta Dilma Rousseff del gobierno, no porque era mujer o porque cometió errores, fue porque, en la crisis, la burguesía necesita tener el poder absoluto de todos los poderes. Faltaba solo el Ejecutivo.

Dado el primer paso del golpe, pasaron a aplicar un plan político, económico y social que resultó en más desempleo, más desigualdad y todas las dificultades que el pueblo está enfrentando. La burguesía sacó esta semana esta información: los bancos lucraron de 2016 hasta ahora US$ 135 mil millones. La industria lucró US$ 18 mil millones. Entonces, ¿quién se benefició? Los bancos, que dieron este golpe. Ellos ahora necesitan ganar más tiempo y garantizar el control del poder Ejecutivo en las elecciones de octubre. Ellos no tienen candidato. Entonces, la prisión de Lula es solo otro capítulo del golpe general, que es contra todo el pueblo. Arrestaron a Lula, no porque haya cometido ningún crimen, es una persecución política, para sacar la ficha limpia e impedir su candidatura.

¿Cuál es el papel de los medios en este momento?
– La Red Globo, desde que nació, es el verdadero partido ideológico de la burguesía. Antiguamente, eso ocurría por medio de las escuelas, de las iglesias, otros aparatos. Hoy, la unidad de las ideas viene de Globo, quien es la autora intelectual del golpe, es la coordinadora política de las fuerzas de derecha. Es la mayor responsable por el golpe aplicado sobre el pueblo. ¿Quiere hacer algo contra la Globo? Apague la TV. No le de audiencia. Pero, algún día, el pueblo va a cobrar la factura de esos crímenes a la Globo. Ella miente, miente, miente. Y tenemos que denunciar el papel que tiene, rebelarnos contra lo que ella hace.

¿Cuáles son los próximos pasos?
– Esto aún es parte de un partido de un largo campeonato, y, mientras tanto, tenemos que rebelarnos y provocar la reacción popular. Las masas deben ser protagonistas de la política y no asistir de brazos cruzados. Estamos orientando a la militancia del Frente Brasil Popular a que se manifiesten en las plazas, en los edificios públicos, vayan a la calle y protesten contra esa prisión. No tenemos la Globo, pero tenemos las redes sociales. ¡Usen sus muros! Transformen su casa en un medio de comunicación con el pueblo. Precisamos de movilización. Quien esté en el sindicato, ¡haga huelga! Muestren que sin el trabajo de la clase trabajadora ellos no tienen riqueza, no pueden continuar explotándonos. La única forma de liberar a Lula es con grandes manifestaciones de las masas.

¿Cómo quedan las elecciones?
– Quiero decir que las elecciones, o el calendario electoral, no está normal. Es claro, tenemos ahí 20 partidos y por lo menos 10 ya escogieron candidatos. Eso es legítimo, ellos deben candidatearse. Mas el escenario de la lucha de clases es que se constituyeron dos bloques. De un lado, aquellos que quieren el golpe y la subordinación de nuestra economía a los intereses de los bancos y del capital americano. Es el bloque de la derecha, de los capitalistas, que quieren continuar ganando dinero con más y más explotación de los trabajadores. Del otro lado, tenemos el bloque de la clase trabajadora. No es un tema “de izquierda”. El pueblo escogió a Lula por su legitimidad. La forma como el pueblo recibió a Lula en las caravanas, como se expresó, como lo abrazó, es la manifestación mayor de identidad de clase. Lula es mayor que el PT, que la izquierda, él es la síntesis de la clase trabajadora.

CuatroF164_8-9