Papel y Tinta

El otro lado de la esperanza

El otro lado de la esperanza_930x525
Lorena Almarza
Escrito por Lorena Almarza

A través de la historia de dos personajes, un inmigrante sirio que busca refugio, y un viejo finlandés cansado de ser vendedor de camisas, Aki Kaurismäki, cineasta finlandés con más de treinta años de experiencia y una veintena de películas merecedoras de premios, nos presenta “El otro lado de la esperanza”, una historia de amor y supervivencia, en la cual, sin sermones ni didactismo, desgrana, lentamente, con aparente sencillez y desde su “humor en silencio”, la vida de personajes casi “impresentables” y las grandes problemáticas sociales como la inmigración, el racismo, la exclusión y la violencia.

En general, el cine de Kaurismäki es así, de la gente común corriente, o como el mismo diría, de la clase obrera; y aunque no valora su cine con la etiqueta de político, en cada producción nos muestra su visión crítica sobre la realidad pero por sobre todo, su visión profundamente humanista. Eso sí, sin solemnidades ni aspavientos. Convencido de la responsabilidad de los cineastas de hacer películas para la sociedad, enlaza esos personajes desclasados, los coloca juntos y hace que allí surja la esperanza.

Ésta película, forma parte de una trilogía sobre el tema de la inmigración y las ciudades portuarias, y en ella conoceremos a Khaled, el inmigrante que busca ser aceptado como refugiado y a Wikström, quien intenta sacar adelante un restaurante venido a menos. Allí entre coloridos intensos, una ambientación detallista, pero con modestia de recursos y la quietud de los actores, Kaurismäki construye un espacio de amor y solidaridad. Importante mencionar que “El otro lado de la esperanza”, recibió el premio Fipresci 2017, gracias al voto de 576 críticos de todo el mundo; y que por cierto ya había recibido en el año 2002 con su película “Un hombre sin pasado”. Igualmente con

“El otro lado de la esperanza”, el director finlandés obtuvo el Oso de Plata al Mejor Director en el Festival de Berlín, el año pasado.

Sobre su cine, el refirió: “Por mi parte quiero morir con las botas puestas. Me gustaría que me recordaran como un hombre que no se vendió a sí mismo”. Ésta película, como otras del autor, es altamente recomendada.

Ver la película

CUATRO F 171_15