Papel y Tinta

Adán Chávez: Venezuela no está sola

ADÁN-e1532027340208
Cuatro F
Escrito por Cuatro F

Prensa PSUV

La solidaridad de América Latina y El Caribe con Venezuela que fue demostrada durante el XXIV Encuentro Anual del Foro de São Paulo (FSP), realizado en La Habana, en Cuba, representa la verdadera unidad que aún existe entre los pueblos de la región que repudian cualquier injerencia e intento del gobierno de los Estados Unidos de atacar la región.

Así lo expresó el vicepresidente de Asuntos Internacionales del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Adán Chávez, en transmisión de VTV desde el Instituto de Altos Estudios del Pensamiento del Comandante Hugo Chávez, en Caracas.

El dirigente del PSUV señaló que la muestra de solidaridad de la mayoría continental afianza la “unidad verdadera” frente a las maniobras que despliegan gobiernos de derecha contra las naciones soberanas.

En el FSP participaron delegaciones de 51 países de América Latina y El Caribe, quienes ratificaron su solidaridad con Venezuela, así como el respaldo ante las luchas que emprende el pueblo contra los intentos hegemónicos del imperialismo estadounidense.

Venezuela no está sola. Los compañeros firmaron un declaración conjunta en apoyo a Venezuela y manifestaron disposición de mantenerse en vigilancia permanente para respaldarnos en todo lo que sea necesario”, resaltó Chávez, quien lideró la delegación nacional en el FSP.

Chávez también indicó que en el FSP se demostró la continuidad de las agresiones contra Venezuela y cómo, a pesar del sabotaje financiero y la promoción de acciones violentas en el territorio, “no han podido ni podrán frenar la Revolución Bolivariana”.

En su intervención Chávez se refirió también a la oportunidad que tiene Venezuela de acoger la sede del XXV Encuentro Anual del FSP en 2019.

“Es prácticamente un hecho. Conversamos con varios miembros del Grupo de Trabajo y están evaluando la solicitud, esperamos que pronto formalicen la decisión de realizar el Foro en Venezuela”, subrayó.

Entre el 15 y 17 de julio, partidos políticos, movimientos indígenas, campesinos y afrodescendientes vinculados con la izquierda debatieron aspectos fundamentales para fortalecer la unidad latinoamericana y definir estrategias conjuntas para contrarrestar las agresiones de la derecha en la región.