Análisis notimovil Opinión Papel y Tinta

III Congreso hacia la edificación del país potencia

pedroinfante
Cuatro F
Escrito por Cuatro F

Pedro Infante

El presidente Maduro ha convocado a un nuevo comienzo, cuyo eje central es derrotar la guerra económica y en esta batalla es crucial que participen los jóvenes

“Hoy Venezuela le ha presentado al mundo un programa económico que desafía todas las teorías de la economía clásica, por eso el Congreso tiene invitados internacionales, y se ha convertido en un acto de agitación política y de movilización que establece líneas a toda una generación que tiene como meta principal derrotar la cultura de la renta petrolera y construir la cultura del trabajo para edificar la Venezuela próspera y, en consecuencia, la Venezuela potencia”

Por Verónica Díaz

Cuando la posibilidad de una intervención militar acecha como una espada de Damocles a Venezuela, 1.600 delegados y delegadas debatirán del 10 al 12 de septiembre en el III Congreso de la JPSUV, porque este encuentro sucede durante una asedio imperial contra Venezuela.

“Nacimos con Chávez y seguimos con Nicolás” es la consigna central del III Congreso de la Juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela, el cual sucede en medio de una gran batalla contra el imperialismo y coincide con los 10 años del nacimiento de la JPSUV.

Venezuela es un país eminentemente joven y hay una generación que fue formada por el comandante Chávez y ahora por el presidente obrero Nicolás Maduro.

“Nosotros como generación hemos entendido nuestro papel”, expone Pedro Infante, coordinador nacional para la organización que agrupa a jóvenes en torno a los ideales de la Revolución Bolivariana.

Se trata de jóvenes que valoran el papel protagónico que la Revolución le ha dado a la juventud y comparten el amor a la patria, a la justicia y la soberanía.

Desde el domingo 2 de septiembre comenzó la gran movilización de cara a este histórico encuentro, cuando fueron postulados y electos los delegados y delegadas que participan en III Congreso de la JPSUV. Más de 12.500 UBCH postularon a 3.500 jóvenes entre 15 y 30 años. El 65% de los participantes en las asambleas fueron mujeres y 80% menores de 25 años, de los cuales quedaron electos 2 delegados por municipio (hombre y mujer, lo que garantiza la paridad real) y 3 delegados por capital.

Pedro Infante explicó que en el Congreso se debatirán 6 documentos sobre los temas centrales:

1- Programa de Recuperación Económica

2- Formación de las nuevas generaciones

3- Comunicación y nuevas tecnologías de la información

4- Plan Vuelta a la Patria

5- Organización

6- Plan de Defensa integral de la Patria

Nuevo comienzo

El presidente Maduro ha convocado a un nuevo comienzo, cuyo eje central es derrotar la guerra económica, en cuya batalla deben participar todos los sectores de la sociedad, especialmente los jóvenes, quienes se enfrentan a innumerables cantos de sirena para que migren en busca de un futuro “mejor”.

Pedro Infante explica que el Congreso tiene como fin práctico garantizar la unidad y la necesaria formación de los jóvenes para las batallas por venir en varios frentes como la producción, la defensa de la Patria, y “por eso es muy importante establecer las líneas estratégicas para los años por venir”.

La JPSUV realiza sus Congresos cada cuatro años, y en el 2018 corresponde realizar este encuentro que se inició en el año 2008 con el Congreso Fundacional.

“Hay un debate de país”, reflexiona Pedro Infante, quien plantea que el Congreso servirá como una oportunidad para reflexionar sobre cuáles son los espacios de poder en lo territorial y sectorial para construir hegemonía.

“Hoy Venezuela le ha presentado al mundo un programa económico que desafía todas las teorías de la economía clásica, por eso el Congreso tiene invitados internacionales, y se ha convertido en un acto de agitación política y de movilización que establece líneas a toda una generación que tiene como meta principal derrotar la cultura de la renta petrolera y construir la cultura del trabajo para edificar la Venezuela próspera y, en consecuencia, el país potencia”.

No obstante, hay un sector de la juventud que se ha ido del país y califica como “dictadura” al proyecto socialista que lidera el presidente Nicolás Maduro.

El joven chavista explica que hacia esos sectores el imperio y la oligarquía han dirigido sus baterías ideológicas para romper con la continuidad de la Revolución. Su objetivo es derrotar culturalmente a toda una generación. “Nuestra tarea es evitarlo”, expone Pedro Infante.

También se debatirá sobre los métodos de cómo hacer política, ya que en estos tiempos hay que aprender a batallar en las redes sociales para derrotar su avalancha de noticias falsas.

El III Congreso también emerge como un escenario para convocar a todos los patriotas, que aunque no militen con el chavismo, amen a la patria.

En esta ocasión, obedeciendo a las directrices del IV Congreso del PSUV, se establecerán nuevas líneas organizativas, porque es fundamental fortalecer las estructuras organizativas, de manera que el partido llegue a cada calle, vereda, barrio, edificio, liceo, universidad, para debatir con el pueblo cara a cara.

“Seguramente habrá argumentos y duras críticas que nos toca enfrentar, pero también hay argumentos de nuestro lado para decirle a la juventud que nos toca echarle pierna juntos”.

Migración

“La migración es una amenaza porque, más allá del largo saqueo de nuestros recursos naturales que hemos padecido, ahora también nos saquean el talento humano. Es una política del imperio, robarnos un talento formado bajo altos estándares de calidad. Por eso el debate sobre las migraciones será fundamental en el III Congreso”.

“Es muy dura la situación, sí, pero ya empezamos a salir a flote, porque Venezuela tiene todas las condiciones materiales para superar sus problemas y además cuenta con un recurso humano altamente calificado”.

Vuelta a la Patria

El dirigente de la JPSUV expone que a los enemigos no les interesa la gente, ellos solo ambicionan las abundantes riquezas naturales que posee Venezuela.

Existe, por tanto, un reto comunicacional de cómo hacer que la señora que vive en un barrio, o el muchacho que juega futbolito en las calles, comprendan que Venezuela se enfrenta a una gran potencia que solo busca tener el control de los recursos petroleros y para ello cuenta con un multimillonario aparato comunicacional que usa para tratar de debilitar la moral e imponer su modelo depredador.

“¿Por qué ningún medio del imperio menciona que Colombia tiene cerca de 5,6 millones de desplazados por la guerra o por el narcotráfico?”, se pregunta Pedro Infante.

Esto significa que más del 12% de su población ha migrado. Hay más de 10 mil muertos en el mar mediterráneo, quienes fueron obligados a emigrar víctimas de la guerra y el hambre, pero tampoco se dice nada. En cambio sobre Venezuela, en donde nadie está siendo perseguido, sí se monta un gigantesco espectáculo.

Y aunque el fenómeno es real -explica- se trata de usar como la justificación para una intervención militar guerrerista para apoderarse de las riquezas venezolanas.

Pero muchos venezolanos y venezolanos que han migrado se han visto expuestos a la xenofobia y el desencanto, y desean retornar.

“Donde esté un venezolano, está la Patria y el presidente Nicolás Maduro le extiende la mano y le dice Vuelve a la Patria y ofrece las condiciones para que retornen, porque en la patria nunca serás humillado, vejado, utilizado, tu patria es tu madre y no hay nada mejor que nuestra madre”.

Milicias juveniles

El Congreso además servirá para organizar las milicias juveniles territoriales, con la meta de conformar en una primera etapa 100 mil jóvenes, para luego llegar a un millón de jóvenes preparados para la defensa de la patria. “Si queremos la paz nos toca prepararnos para lo peor. Esperemos que nunca llegue ese momento, porque nunca Venezuela ha sido un país de guerra, pero nunca hemos sido un pueblo pendejo”.