Análisis notimovil

Pueblo rechazan intervención militar a Venezuela

Puebloresponde
Charles Delgado
Escrito por Charles Delgado

Luego de la amenaza de la opción militar contra Venezuela, pueblos del mundo se solidarizan con Venezuela y rechaza tal acción.

Rusia, considera inadmisible el uso de la fuerza para resolver la crisis de Venezuela, declaró a Sputnik el director del departamento latinoamericano del Ministerio ruso de Exteriores, Alexandr Schetinin el pasado 5 de julio del 2018.

También, China se sumó al recordándole el principio de la no injerencia en otros países. “Todos los países deben conducir sus relaciones bilaterales sobre la base de la igualdad, el respeto mutuo y la no injerencia en los asuntos internos del otro”, recalcó la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Hua Chunying el 18 de septiembre de este año.

De la misma manera, Cámara de Diputados de Chile el pasado 13 de julio, a través de una resolución expresaron su rechazo a una eventual intervención militar de Estados Unidos contra Venezuela, en relación con las amenazas del presidente Donald Trump.

Por otra parte, la Campaña de Solidaridad con Venezuela del Movimiento por la Justicia Social “Fire This Time” (“Fuego esta vez”, significado al español) condenó los intentos de injerencia de los gobiernos de Estados Unidos y Canadá contra Venezuela.

Por si fuera poco, el pueblo venezolano también condenó dicha acción del imperio.

De acuerdo, al Monitor País de Hinterlaces acerca de lo que opinan los venezolanos de una eventual intervención internacional y la “salida” de Maduro de la presidencia reveló que el 71% está «en desacuerdo» con que Estados Unidos aplique sanciones económicas y financieras contra Venezuela para sacar al presidente Nicolás Maduro del poder, mientras que 24% está “de acuerdo”.

El estudio elaborado entre el 22 de julio y el 9 de agosto, realizado mediante 1.580 entrevistas telefónicas, indicó el portal web de la encuestadora.

Está no es la primera vez que el país caribeño, ha sido amenazado desde la llegada del presidente, Hugo Chávez en el año 1999, los tambores persisten porque el imperio desea el control de los recursos naturales, renovables y no renovables a cualquier costo mientras los pueblos resisten a los ataques.