notimovil Opinión Papel y Tinta

Tomaremos Caracas en respaldo a Maduro

p16-foto contraportada

 

“Este 10 de enero el pueblo asumirá el poder con Nicolás Maduro. Llevemos la banda tricolor con la que nos juramentamos con Chávez en 2013, que la derecha nos vea multiplicados por millones apoyando al Presidente”

Diosdado Cabello

Por Verónica Díaz

Desde la capital peruana los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía, a excepción de México, llamaron a nuevas elecciones en Venezuela y calificaron de ilegítimo el segundo gobierno de Nicolás Maduro que se inicia el próximo 10 de enero. El Grupo de Lima, creado en agosto de 2017 bajo los auspicios de Washington,  emitió un pronunciamiento en el que no solo desconoce al mandatario venezolano, además entrega el poder a la Asamblea Nacional declarada en desacato por el Tribunal Supremo de Justicia y anuncia una posible ruptura de las relaciones diplomáticas.

Ante ofensiva de los gobiernos aliados a Estados Unidos, el primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, llamó a las fuerzas revolucionarias a tomar Caracas pacíficamente para defender la Constitución, al presidente Maduro y al derecho de vivir en paz.

El 20 de mayo de 2018 Nicolás Maduro participó en las elecciones presidenciales para el período constitucional 2019-2025, en el cual obtuvo la victoria con 67,84% de los votos (6.248.864 votos, 4 millones 320 mil 906 por encima de su principal contendor Henri Falcón).

Juramentado ante el TSJ

“El candidato elegido o candidata elegida tomará posesión del cargo de Presidente o Presidenta de la República el diez de enero del primer año de su período constitucional, mediante juramento ante la Asamblea Nacional. Si por cualquier motivo sobrevenido el Presidente o Presidenta de la República no pudiese tomar posesión ante la Asamblea Nacional, lo hará ante el Tribunal Supremo de Justicia”, reza el artículo 231 de la Constitución Nacional, gracias al cual Nicolás Maduro tomará posesión de su cargo el 10 de enero ante el TSJ, debido a que la Asamblea Nacional se encuentra en desacato judicial desde el 2016, y por ende sus actos son nulos.

La instancia legislativa se encuentra en desacato tras juramentar en enero de 2016 a tres diputados de la coalición de derecha denominada Mesa de la Unidad (MUD) por el estado Amazonas, en un claro desacato a la sentencia emitida por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), el 30 de diciembre de 2015 que ordenaba suspender provisionalmente “los actos de totalización, adjudicación y proclamación emanados de los órganos subordinados del Consejo Nacional Electoral respecto de los candidatos electos por voto uninominal, voto lista y representación indígena” en el estado Amazonas.

“El año que viene, en 2020 deben haber elecciones de la Asamblea Nacional, es el único poder que falta por legitimarse. Ellos perdieron la legitimidad al irrespetar la Constitución, al irrespetar al resto de los poderes del Estado”, dijo Diosdado Cabello.

Campamentos de solidaridad

Desde el domingo 6 de enero la militancia del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) inició los campamentos de solidariodad en todo el país para acompañar al presidente de la República, Nicolás Maduro durante su juramentación ante el TSJ.

Con una toma pacífica de Caracas, el partido más grande de Venezuela, reaccionó ante el descarado injerencismo del Grupo de Lima.

“Si la derecha intenta algo al margen de la Constitución y las leyes de la República, recibirá una respuesta oportuna, contundente, que no deje lugar a dudas, de nuestra determinación a vivir en paz”, expresó Cabello desde su cuenta de Twitter.

“Nuestra mayor fortaleza es cumplir y hacer cumplir la Constitución de la República. Allí radica nuestra legitimidad (…) Este 10 de enero el pueblo asumirá el poder con Nicolás Maduro. Llevemos la banda tricolor con la que nos juramentamos con Chávez en 2013, que la derecha nos vea multiplicados por millones apoyando al Presidente”

Mensaje de Duque

Para el primer vicepresidente del PSUV, el presidente de Colombia, Iván Duque,  no agradeció por ignorancia o inocencia la participación de los padres fundadores de Estados Unidos en la independencia de Colombia.

“Desconocer a Simón Bolívar y a su Ejército Libertador ha sido el discurso por siglos de la oligarquía colombiana”. Cabello expresó que ninguna maniobra borrará la verdadera historia de una Patria Grande y Libre.