Análisis Fake News Venezuela notimovil

Los 60 enviados del cielo y el decreto de los ladrones.

fotos-de-angeles-malos-

Por Gustavo Villapol

Comunicador Popular

En el mundo ha surgido un nueva religión, tiene sus iglesias principales en la sedes de las más poderosas transnacionales del planeta y su Vaticano se encuentra en la capital de EE.UU. Cada misa se da día a día por todos los medios de comunicación, tradicionales o en linea y tiene su símbolo principal en el Capital, no en cruces, ni sacrificios, ni libros sabios o mantos sagrados, sino en el Capital y todo lo que este representa en su actual momento histórico.

De esta religión, se nombran, se compran o se pagan representantes en todos los países, los cuales convencidos de las capacidades del Capital, trabajan como apóstoles de las mercancías y transacciones que se mueven por millares. En todo el mundo, sus feligreses a veces conscientes y a veces sin saberlo, consumen y promueven su modelo de vida convencidos que es el fin de la historia y que ya nada puede ser superior o alternativa a su forma de ver la realidad.

En Latinoamérica y el Caribe en los últimos 4 años el Vaticano de esta nueva religión con sede en Washington, declaró una inquisición general a todos los herejes que piensen distinto, a quienes no entreguen sus recursos naturales mansamente, a quienes digan que en vez de competencia desmedida, debe haber solidaridad y a quienes se atrevan a objetar los mandatos del Papa de turno que hoy todos sabemos, por el humo blanco de los colegios electorales de USA se llama Donald Trump. De esta forma en Argentina, Brasil, Colombia, Panamá, Perú, Ecuador, el Papa Trump nombró a sus inquisidores Macri, Bolsonaro, Duque entre otros y tienen como tarea limpiar la herejía “progre” que contaminó al continente en el siglo XXI y que se transformó en una amenaza inusual y extraordinaria de los intereses de la Iglesia del Capital.

En Venezuela el Papa Trump, envió una orden a sus 60 enviados del cielo cardenales y obispos miembros de la Asamblea Nacional al servicio del Capital, hoy en desacato frente al máximo Tribunal de la República Bolivariana. La orden fue sacar por la vía que fuera necesaria al Presidente Nicolás Maduro y a todo lo que signifique Chavismo en el país y el continente, para ello nombró a un Inquisidor en Jefe, poco conocido en el país, pero entre sus más cercanos creyentes, se le reconoce por sus posiciones extremistas, violentas e inmaduras, su nombre es Juan Guaidó y recibe órdenes directas del Papa y sus principales Cardenales en el Departamento de Estado.

Para entenderlo mejor hagamos una lista de las 8 acciones que no le perdona la Iglesia del Capital al pueblo Venezolano:

  • Haber hecho una revolución en el siglo XXI que promoviera movimientos, progresistas e independientes en todo el continente.
  • Haber puesto la mayor reserva de petroleo de la humanidad al servicio de un programa de alfabetización que erradicó este mal de Venezuela.
  • Haber puesto la mayor reserva de petroleo de la humanidad, al servicio de los millones de pacientes salvados por la Misión de salud Barrio Adentro.
  • Haber puesto la mayor reserva de petroleo de la humanidad, al servicio de los millones de estudiantes, básicos, diversificados y universitarios que reciben educación gratuita y de calidad.
  • Haber derrotado el ALCA y levantado UNASUR, CELAC y el ALBA.
  • Haber derrotado terrorismo de calle, un sabotaje petrolero, golpes de estado, acciones paramilitares, sabotajes al sistema eléctrico, de telecomunicaciones entre muchísimos otros.
  • Estar derrotando un bloqueo y unas sanciones criminales que implican sin lugar a dudas un crimen de lesa humanidad contra el pueblo venezolano.
  • Haber puesto la mayor reserva de petroleo de la humanidad, al servicio de la ayuda y la solidaridad con los pueblos del continente las tragedias en Haití, desastres naturales en Centroamérica y Suramérica, deudas en Argentina, paz en Colombia, sistemas eléctricos en Brasil, Misión Milagro para personas con discapacidad visual y miles de acciones más.

En este sentido, el Inquisidor Guaidó y los Obispos del Capital en Venezuela contra toda legalidad terrenal, dígase Constitución, leyes nacionales y tratados internacionales, decidieron imponer su legalidad divina y destituir al presidente electo por nueve millones de venezolanos y venezolanas que participaron soberanamente en las elecciones del 20 de Mayo del 2018 y nombrarse ellos como únicos representantes del Dios Capital en la tierra venezolana.

La verdad a lo interno del país no han tenido mayor impacto que no sea ser tendencia en Twitter y salir como presidente en Wikipedia un día y al día siguiente lo sacaron. Pero lo que si es cierto es que su táctica es asfixiar al país desde afuera, mediática, política y económicamente. Para ello este 15 de Enero aprobaron un conjunto de acuerdos que yo llamo el decreto de los ladrones, en reunión de 60 Cardenales y Obispos del Capital que con el apoyo del propio Papa Trump y sus inquisidores en el continente pretenden pasarle por encima a treinta millones de venezolanos que nadie les ha consultado si eso es lo que quieren que se haga desde la Asamblea Nacional.

De que se trata el Decreto de los ladrones:

  1. Pretenden con el “Acuerdo Para La Autorización De La Ayuda Humanitaria Para Atender La Crisis Social Que Sufre El Pueblo” autorizar la invasión extranjera a Venezuela con la supuesta excusa de una crisis humanitaria que no existe y que las carencias actuales del pueblo venezolano son provocadas por el bloqueo y las sanciones que ellos promueven y alientan e impiden al actual Gobierno Bolivariano comprar e importar lo bienes y servicios necesarios para la población. https://bit.ly/2CoAUnG
  2. Pretenden con el “Acuerdo En Solicitud De Protección De Activos Del Estado Venezolano” robarle léase bien ROBARLE las reservas internacionales y cuentas del pueblo venezolano al estilo Libia, para recuperar 20 años de pérdidas y gasto sociales para ellos inconcebibles. https://bit.ly/2W070iP
  3. Y con el “Acuerdo Sobre La Necesidad De Una Ley De Amnistía para Los Civiles Y Militares que Colaboren En La Restitución del Orden” pretenden realizar un amnistía a futuro, lo cual se sabe en el mundo de la jurisprudencia internacional la locura que esto significa, perdonar a todo aquel militar o civil que se levante en armas, de golpes de estado, usurpe funciones públicas o realice cualquier locura terrorista a favor de las élites del Capital.

En Venezuela sus acciones no tienen ningún sentido en la realidad por varias razones: primero el desacato de la Asamblea Nacional que anula todo su accionar, mientras no resuelvan ellos mismo salir de él, segundo una simple revisión de los acuerdos por cualquier lector desprevenido lo tildaría de absurdos o locos y tercero la Revolución Bolivariana es una fuerza política que no puede ser borrada con un reseteo de la máquina, es un fuerza beligerante con apoyo popular, pueblo y Fuerza Armada Bolivariana organizada, con un proyecto político claro, bien definido y con un liderazgo sólido en sus filas y resteados hasta el final.

Aunque también es cierto que con el apoyo de los inquisidores de otros países y el propio Papa Trump, puedan hacer un verdadero saqueo de las riquezas del pueblo venezolano, intensificar las presiones económicas e internacionales y provocar situaciones militares que generarían un caos mayor en la región y el Mundo.

Por ello cierro diciendo que acompañar la ofensiva del Presidente Constitucional Nicolás Maduro y sus tres lineas de acción para este año es la tarea fundamental https://bit.ly/2Sp8l03 y finalmente convocar a todos los Gobiernos hermanos, organizaciones, partidos políticos, movimientos, medios alternativos y comunitarios, individualidades, intelectuales, artistas, cultores, deportistas y lideres de Venezuela y el Mundo a denunciar el ataque contra el pueblo Venezolano, es momento de solidaridad, acompañamiento de hermandad y resistencia. Como dijo Bolívar: vacilar es perdernos.