notimovil Opinión tubazomovil

Venezuela, la página negra del Parlamento Europeo

Parlamento Europeo

Por Geraldina Colotti

El Parlamento Europeo escribió el pasado 31 de enero otra página negra en su cartel de decisiones, alineándose con las posiciones norteamericanas contra Venezuela. Con una mayoría de votos, 439 a favor, 104 en contra y 88 abstenciones, reconoció al diputado del Parlamento “en desacato”, Juan Guaidó, quien se autoproclamó a sí mismo como “presidente interino”. Una moción no vinculante para toda la Unión Europea, pero que envía un mensaje claro de apoyo a los golpistas y los halcones del Pentágono.

 De hecho, el comentario enfático de la diplomacia estadounidense fue inmediato: “Estamos muy alentados por la resolución del Parlamento Europeo. Instamos encarecidamente a todos los gobiernos europeos y venezolanos a que reconozcan a Guaidó como presidente interino, como ya lo han hecho 20 países”, dijo Kimberly Breier, asistente del Secretario de Estado por las Américas, en una teleconferencia de prensa internacional.

El Parlamento Europeo es la primera institución importante en seguir el camino intervencionista contra un país soberano. Los gobiernos más agresivos, como el de Alemania, Francia, España y Gran Bretaña, hubieran querido aprobar un documento aún más definitivo contra el gobierno legítimo de Venezuela, pero la posición más matizada o contraria de otros socios como Grecia y Suecia e Italia también llevó a la resolución aprobada. El documento pide a la Alta Representante para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini, que reconozca al usurpador hasta la convocatoria de nuevas elecciones: siempre que – podamos agregar -, el resultado sea adecuado para los deseos de Washington …

 Mogherini ha anunciado que la UE pretende coordinar un grupo de contacto formado por los países más agresivos, pero también por Italia y Portugal, a los que se agregarán otros países de América Latina: México, Uruguay, Costa Rica, Ecuador y también Bolivia. “El grupo, dijo Mogherini, no representa una mediación ni un diálogo formal, sino que sirve para acompañar el proceso a través de la presión internacional para permitir que los venezolanos se expresen de manera democrática y pacífica con las nuevas elecciones presidenciales. Si no tiene una dinámica constructiva y útil sobre el terreno en 90 días, se disolverá “. Mogherini también dijo que ya había hablado con el gobierno de Estados Unidos. Mientras tanto, una primera reunión se fijó para el 7 de febrero en Montevideo.

El eufórico Antonio Tajani, presidente del Parlamento Europeo, dijo a la prensa que llamó a Guaidó inmediatamente después de la votación para asegurarle que se está haciendo todo lo posible para que los 28 lo reconozcan siguiendo las indicaciones del Parlamento Europeo. Tajani, exponente del partido de centro-derecha, Forza Italia, resumió las etapas de la agresión a Venezuela: “Una larga batalla política con ocho resoluciones parlamentarias contra el régimen comunista de Nicolás Maduro, el premio Sákharov otorgado a la oposición venezolana en 2017 y mucho apoyo de Bruselas a los partidos de Caracas comprometidos con la restauración de la democracia y las condiciones de vida dignas “, dijo.

¿Quién ha “apoyado”  Bruselas y en qué términos? Quizás aquellos partidos que, como Voluntad Popular (la formación de Guaidó), organizaron las violentas protestas de 2014 y 2017. Tal vez aquellos  que, como han demostrado varias encuestas independientes, usaron el dinero para pagar a los “guarimberos”.

Como siempre, los medios de comunicación se encuentran en niveles grotescos, empañados por el “miedo al socialismo” que implica una constante demonización del adversario. Así como ocurrió durante las protestas de 2017, cuando la señora Lilian Tintori acaparaba los espacios informativos de los grandes conglomerados mediáticos, hoy publican destacadas fotografías en las que se ve al autoproclamado Guaidó rodeado por un bosque de micrófonos, mientras grita que en Venezuela hay una dictadura y no existe libertad de opinión… También hemos leído una descripción detallada de un intento de entregar el “decreto de amnistía” otorgado por el “gobierno de transición” fantasma a los militares venezolanos.

Un pequeño grupo de opositores “audaces” fue a la Casona, tocó en la puerta, habló con un soldado que quemó el papel en respuesta. No satisfecha, una señora fue a hablar con él a través de la ventanilla. Realmente una dictadura extraña. ¿En qué país del mundo, y mucho menos en Italia, podemos acercarnos a una guarnición militar sin sufrir graves consecuencias? Imagínese la residencia oficial del Presidente de la República … ¿Y qué pasa con una dama italiana, aparentemente arrestada con armas y explosivos en Venezuela, y luego liberada, llamada “activista contra la dictadura”? Si hubiera tratado de cometer delitos similares, en cualquier otro país del mundo, habría terminado en prisión durante años como “terrorista”.

En cuanto a la actitud que debe tomarse con respecto a Venezuela, el gobierno italiano está dividido entre la parte del Movimiento 5 Estrellas que, motivada por las declaraciones de Alessandro Di Battista, no quería seguir el camino agresivo del Parlamento Europeo y la derecha xenófoba, representada por la Liga. Entre los eurodiputados que se abstuvieron de votar, hubo representantes del M5S y la Liga, pero en el país las posiciones son diferentes.

 El subsecretario de Relaciones Exteriores, Manlio Di Stefano, declaró que Italia no reconoce a Guaidó y, para advertir de las consecuencias desastrosas que podría tener una actitud injerencista, recordó la guerra en Libia. Durante la votación del Parlamento Europeo, algunos miembros del Partido Demócrata también se abstuvieron, mientras que los de Forza Italia votaron a favor. El Partido Demócrata siempre ha estado en la primera fila para liderar las batallas intervencionistas contra Venezuela, que, en este momento, vuelve a ser también un tema de batalla electoral en vista del próximo voto europeo en mayo.

Pero, mientras tanto, la exposición directa de Trump y de los Estados Unidos en el golpe de Estado contra Venezuela también está trayendo algunos problemas a fichas de la muy moderada izquierda italiana. Los movimientos populares se están movilizando claramente a nivel europeo. El pasado jueves 31 de enero, en la Universidad La Sapienza, una audiencia muy atenta de jóvenes estudiantes y profesores, participó durante horas en un debate en el que se habló de América Latina y de la agresión contra Venezuela. Es importante hacer sentir otras voces que perforen el muro de la mentira mediática.

Mientras tanto, la agresión contra Venezuela intenta tomar la forma de infiltración en la frontera, según lo informado por el Protector del Estado Táchira, Freddy Bernal. El autoproclamado Guaidó insinuó explícitamente a la prensa que se enviará “ayuda humanitaria”  desde varios puntos fronterizos, dijo, será “una nueva prueba” para los militares en Venezuela. La “ayuda humanitaria” llegará allí “después de ser cargada en barcos de países amigos. Y no estamos pensando solo en Estados Unidos “. Por supuesto, piensan en Colombia, donde los grupos paramilitares liderados por el imperio  están listos. Probablemente, también piensan en Europa.