notimovil Opinión tubazomovil

La amenaza de Bolsonaro “A ameaça de Bolsonaro”

El término impeachment retoma con fuerza escenarios políticos en Brasil y en menor tiempo de lo previsto, preámbulo para la mayor crisis política de Bolsonaro.

Editorial de O Estado de São Paulo.
18/05/2019
 


“El presidente Jair Bolsonaro considera imposible gobernar Brasil respetando las instituciones democráticas, especialmente el Congreso. En la visión de él, esas instituciones tomadas por corporaciones – que él no tiene coraje de nombrar – que inviabilizan la administración pública, situación que abre camino a una “ruptura institucional irreversible” – según afirma en texto que hizo circular por WhatsApp ayer (el propio Bolsonaro) corroborándolo totalmente, como si él mismo lo hubiese escrito.
 
Al compartir el texto, calificándolo de “lectura obligatoria” para “quien se preocupa en adelantarse a los hechos”, Bolsonaro expresó de manera clara que, siendo incapaz de garantizar la gobernabilidad por la vía democrática – por medio de articulación política con el Congreso elegido legítimamente, considera natural e incluso inevitable que ocurra una “ruptura”.
 
Ya hace tiempo que el presidente se muestra inclinado a soluciones autoritarias. Después de la posesión, Bolsonaro más de una vez manifestó malestar con la necesidad de lanzarse a negociaciones políticas para hacer avanzar el programa de gobierno en el Congreso. Confundiendo deliberadamente el diálogo con diputados y senadores con corrupción, en realidad el presidente preparaba el terreno para descalificar a los políticos y a la propia política – actitud nada sorprendente para quien pasó casi tres décadas como un parlamentario mediocre ofendiendo a adversarios y elogiando la dictadura militar. No es por casualidad que el propio Congreso parece haber desistido de esperar que Bolsonaro se esfuerce para dialogar y resolvió seguir adelante por cuenta propia el programa de reformas.
 
Desde su posesión como presidente, Bolsonaro viene demostrando una intolerable falta de preparación para el ejercicio del cargo, pero el problema podía ser evitado eligiendo a ministros competentes. Con excepción de un puñado de asesores que realmente parecen saber lo que hacen, el gobierno está lleno de sabuesos, cuya única función allí parece ser confirmar los delirios del presidente, de los hijos de éste y de un ex astrólogo que le sirve a todos ellos de gurú, dándole a las fantasías conspiratorias aires de realidad.
 
El texto que Bolsonaro divulgó – recomendando que fuese difundido – dice que “bastarían cinco meses de un gobierno atípico, ‘desastroso’ con el Congreso y de comunicación amateur, para mostrarnos que Brasil nunca fue y tal vez nunca será, gobernado de acuerdo con el interés de los electores”. Según el texto, el presidente “no aprobó nada, sólo intentó y fracasó” porque “el programa de Bolsonaro no es de interés de prácticamente ninguna corporación”. En las actuales circunstancias, “si continua todo como está, las corporaciones van a comandar el gobierno Bolsonaro a la fuerza” – y, “en la hipótesis más probable”, dice el texto, “el gobierno será deshidratado hasta morir de inanición, con victoria para las corporaciones”. Pero también dice que es “claramente posible” que el País quede “ingobernable”, igualándose a Venezuela. Allí entraría la tal “ruptura institucional” de que habla el texto refrendado por Bolsonaro – que lo usó para ilustrar el riesgo que dice que corre de ser asesinado por el “sistema”.
 
Eso es claramente una amenaza a la Nación. Según se considere el estado psicológico de Bolsonaro y de sus hijos, la amenaza puede ser el tsunami de una renuncia o el tsunami de un golpe de Estado en preparación. Pues el presidente, no sólo distribuyó el texto, sino que mandó a su portavoz que dijera, que aunque esté “poniendo todo mi esfuerzo para gobernar Brasil”, el “cambio en la forma de gobernar no les agrada a aquellos grupos que en el pasado se beneficiaban de las relaciones poco republicanas”. Enseguida, hizo un apelo al pueblo: “Quiero contar con la sociedad para que juntos revirtamos esa situación” – y ya el próximo día 26 está prevista la realización de una manifestación bolsonarista, contra ministros del Supremo Tribunal Federal y a favor del paquete anticrimen del Ministro de Justicia, Sergio Moro.
 
Al “contar con la sociedad” para enfrentar al “sistema”, Bolsonaro repite el itinerario de otros gobernantes que, sin preparación para la vida democrática – en que a voluntad del presidente es limitada por frenos y contrapesos institucionales –, flirtearon con golpes en nombre de la “salvación” nacional. Si todo eso no pasa de un delirio más, ya será muy malo para un país que se sumerge cada vez más en la crisis, que tiene su base, no en las misteriosas “corporaciones” – sus “fuerzas ocultas” –, sino en la incapacidad de gobernar del presidente”.

Leave a Comment