Por amor defiendo los CLAP

Comparte en tus redes sociales



Cuatro F

El pueblo venezolano, le dio respuesta a la guerra económica con los Comité Locales de Alimentación y Producción (CLAP) con más de 32 mil registrados por el Gobierno Nacional.

Entre esas organizaciones está la señora Noris Herrera Rodríguez, quien participa en la Empresa de Propiedad Social Directa Comunal “Taller de corte y confección Antonio José de Sucre”, (EPS) situada en la entrada del sector El Guarataro, enfrente de la estación del Metro de Capuchinos, parroquia San Juan, en el municipio bolivariano Libertador.

“Nosotros estamos muy felices de contribuir a derrotar la guerra económica. Esos escuálidos pitiyankis se van a quedar con los crespos hechos, porque a nosotros, los bolivarianos y chavistas, no nos sacan del corazón del pueblo y menos de Miraflores […] les decimos a los escuálidos: ¡no se vistan que no van, porque en Venezuela hay Revolución para años!”, comentó Herrera Rodríguez a la Revista CLAP N° 3.

Así como Herrera Rodríguez, lucha para producir con la inspiración de la Revolución Bolivariana, también Carlos Oropeza Díaz hace lo mismo; pero en la producción de alimentos en sus tierras, ubicadas en El Naranjal de la carretera nueva Mamera El Junquito, de Caracas.

“En estos días recibí de parte del Ministerio del  Poder Popular para la Agricultura Urbana 30 plántulas de pimentón y 320 de ají dulce; ya las sembré, creo que para diciembre estarán listas”, dijo Oropeza Díaz, en la revista CLAP N° 4.

Así como el CLAP de la parroquia Santa Teresa municipio Bolivariano Libertador coincidió Nelida Umaña, habitante del sector Nuevo Boraure II, situado en el municipio La Trinidad estado Yaracuy, quien expresa que el amor la ha movilizado.

“El trabajo social que hago en la comunidad lo aprendí de Hugo Chávez; es amor por nuestro pueblo”, así se expresa Rodríguez.

De esta misma manera, la jefa de calle del CLAP El Recreo Edy Luz, indicó su defensa por amor, gracias al presidente Chávez.

“Desde que mi Comandante Chávez se dio a conocer en 1998 como defensor de los más necesitados me identifique con él; su legado me da fuerzas para seguir adelante y luchar por mi gente en la comunidad, por eso me he convertido en una servidora de esta Revolución”, Luz a la Revista N° 26 del CLAP.

Entretanto, David Mejías, vocero del Consejo Comunal Comunidad Productiva  Guerrera, Ana Soto, aseveró que la familia es su motor para seguir la lucha por la Revolución Bolivariana mediante los CLAP.

“Nosotros creemos en el  Poder  Popular, y en la Comuna Las Comuneras y Los Comuneros  del Macro-Sector El Ujano, porque participar en estas organizaciones nos hace libres e independientes. Un pueblo con conciencia es  garante de que el proceso revolucionario  continúe por el bien de nuestros hijos y nietos”, dijo Mejías a l Revista CLAP N°20.

Esa motivación de luchar por el proceso de cambio, igualmente, lo expresó Irais Villarena jefa sectorial CLAP La Caraqueña de Guanta quien indicó el aumento de la producción después de integrarse a los CLAP.

“Antes, producían de un cuarto a media hectárea porque era solo para consumo propio, ahora siembran entre una y dos hectáreas. Recientemente le solicitamos al alcalde del municipio Guanta, Jhonatan Marín, un sistema de riego, una desmalezadora y una represa”. Comentó Villarena a la Revista CLAP N° 19.

Por esos testimonios como de Villarena, todos los encuestados coincidieron que por amor defiende a los CLAP.