Unión de los Pueblos

#NoMásTrump

EE.UU. ha ocasionado la muerte de 40.000 venezolanos

Charles Delgado

Tras la partida física de Chávez el 5 de marzo del 2013, el Departamento de Estado de Estados Unidos persisten en derrotar la Revolución Bolivariana; pero ahora durante el gobierno  de Nicolás Maduro, quien asume la presidencia luego de ganar las elecciones, el 15 de abril del 2013. 

La guerra económica auspiciada por los empresarios venezolanos profundiza la escasez de productos la cual en el año 2013 alcanzó 30%, según cifras del Banco Central de Venezuela (BCV) para ocasionar descontento en la población. Este sería la primera acción ejecutada por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos para sacar a Maduro de la presidencia.

A su vez, internamente la oposición venezolana representada por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) empieza a llamar a la violencia el 19 de abril del 2013, a través del ex candidato presidencial Henrique Capriles Radonki, quien al verse derrotado motivó al odio con protestas.

Golpistas

Su declaración provocó la muerte de once venezolanos en las calles, hecho desatador de las guarimbas del 2014 con la campaña política “La Salida”, dirigida por Leopoldo López, quien ocasionó la muerte de 44 personas, 878 lesionados y 5.000 árboles quemados.

Tras el fracaso de Capriles y López, la MUD auspició otra guarimba entre abril y julio del 2017 por 100 días, donde murieron 172 venezolanos y quemaron 913 estructuras institucionales. Con todas estas acciones, la MUD ha ocasionado el fallecimiento de 227 venezolanos, y millones de dólares en perdida.

Pero, no solo ha provocado asesinatos también golpes de Estados como el ocurrido el 12 de febrero del 2015 con la Operación Jericó o Azul, la cual consistía en robarse aviones modelo Tucano para bombardear el Palacio de Miraflores. Capturaron a 30 oficiales castrenses y al alcalde del Área Metropolitana Antonio Ledezma.

Otra intentona fue en junio del 2017 con el ex funcionario del CICPC Oscar Pérez, quien robó un helicóptero para lanzar granadas contra el TSJ y el ministerio del Interior y Justicia. En ese mismo año; pero en agosto soldados sublevados intentaron tomar el Fuerte Paramacay, estado Carabobo para sublevar militares y robar armas.

Dos años después, el 30 abril del 2019 el autoproclamado Juan Guaidó junto al prófugo Leopoldo López fracasan con la Operación Libertad, desde el Base Área Francisco de Miranda La Carlota con 20 oficiales de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y diputados de la Asamblea Nacional.

Magnicidio frustrado

Ante los fracasos de las intentonas golpistas, la derecha venezolana intenta el magnicidio frustrado contra el presidente Maduro, el 4 de agosto del 2018 con dos drones equipados con explosivos C4 que tenía como blanco la tribuna presidencial en un acto en la avenida Bolívar de Caracas.

El siguiente acontecimiento, fue la utilización de la llamada Ayuda Humanitaria el 23 de febrero del año 2019 para generar violencia en la zona fronteriza con Colombia en los puentes internacionales Simón Bolívar y Francisco de Santa Paula Santander. Incendian dos camiones del lado colombiano y falla  la entrada de guarimberos, y mercenarios a territorio venezolano.

Con otra derrota, ya los Estados Unidos ejecutan el 7 de Marzo a las 4:57 PM, tres ataques digitales y físicos al sistema eléctrico nacional (SEN), durante el mes de marzo que ocasionó pérdidas de aproximadamente $1.000 millones y deterioro de los servicios públicos.

Incursión estadounidense

Al fracasar la elite estadounidense decide atacar sin intermediarios a Venezuela. Su inicio fue el 9 de diciembre del 2015, cuando aprueba la Ley de Sanciones en el Senado y Congreso de los Estados Unidos. Dicha decisión administrativa, permitió que el 09 de marzo de ese mismo año, el presidente Barack Obama firmara la orden ejecutiva que declara una emergencia nacional por la aparente amenaza inusual y extraordinaria que representa Venezuela a la seguridad nacional, y política exterior de los Estados Unidos. Lo mismo lo hizo Trump, quien extendió sanciones. 

El informe, Acciones de EE.UU., sobre Venezuela (24-04-2019) señala que se han emitido más de 150 designaciones de personas y entidades en Venezuela, desde 2017, a través de Órdenes Ejecutivas (O.E) y la Ley Kingpin.

Esto ha ocasionado, según el Centro por la Investigación Económica y Política (CEPR) la muerte de 40.000 personas, pérdidas en producción de bienes y servicios entre $350.000 millones y $260.000 millones (2013-2017), estos dos último año se han perdido 116. 376 millones de Euros y congelado 4.883 millones de Euros.

Se han realizado 37 acciones contra 7 individuos, 30 entidades y listados de una aeronave identificada y 44 embarcaciones desde 2019. La Fuerza Área venezolana ha detectado vuelos sin autorización en espacio aéreo venezolano de 70 incursiones de aeronaves de espionaje de Estados Unidos. Lo hecho por EE.UU., lo reconoció el diplomático estadounidense Thomas Shannon al señalar que las sanciones “le hacen un grave daño a la población”.

 
Bloqueo de cuentas dificulta
compra de medicina

Charles Delgado

Al Servicio de Endocrinología y Metabolismo del Hospital Universitario de Caracas (HUC) llegan pacientes con deficiencia de insulinas por la falta de insumos, el motivo es el bloqueo de económico de los Estados Unidos que dificulta la compra de medicina.

Así, ocurrió cuando un cargamento de 300.000 dosis de insulina pagadas por el Estado venezolano, no llegaron al país porque el banco CITIBANK boicoteó la compra de este importante insumo. Unos 1,2 millones de pacientes que necesitan insulina, de acuerdo a cifras del Gobierno Nacional, no fueron tratados a consecuencias del impedimento.

Es que, desde el 2017 entre 19 a 30 cuentas bancarias de Venezuela en el extranjero han sido cerradas arbitrariamente por bancos estadounidenses, impidiendo los pagos a los acreedores para la compara de medicina.

Retraso de vacunas

Está clausura, según un informe del Centro de Investigación en Economía y Política (CEPR), elaborado por los economistas Mark Weisbrot y Jeffrey Sachs, perjudicó el pago de nueve millones de dólares destinados a la adquisición de insumos para diálisis, en el tratamiento de 15.000 pacientes de hemodiálisis.

Otro dificultad, señala el ministerio del Poder Popular para las Relaciones Exteriores fue la dificultad del trasplante de médula ósea de más de 20 pacientes venezolanos encontrados en Italia por prohibir la transacción de 4.851.252 euros necesarios para su atención.

Lo mismo ocurrió con la negativa de Colombia de entregar medicamentos contra la malaria para combatir un brote de la enfermedad. Aparte, el retraso de cuatro meses en la adquisición de vacunas, a consecuencias del impedimento del depósito en el Banco suizo UBS, a través del Fondo Rotatorio y Estratégico de la OPS.

Casi mil ambulancias

Según, la CEPR las pérdidas totales y costos para la economía venezolana provocada por el bloqueo económico impuesto por Estados Unidos entre 2015 y 2018, se estiman en más de 130.000 millones de dólares.

Con dicho dinero hurtado, de acuerdo a la página www. globalemergencyvehicles.com se pudieran haber comprado 866.667 ambulancias completamente equipadas a un costo promedio de 150.000 dólares y se pudiera haber pagado de 380.000 tratamientos de por vida para pacientes con VIH.

Ante los hechos, el experto independiente de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) Alfred de Zayas, señala en un informe que las consecuencias del bloqueo pueden ser consideradas como crímenes de lesa humanidad en virtud del artículo 7 del Estatuto de Roma, que establece: “Un ataque a una población civil se entenderá como una línea de conducta que implique la comisión múltiple de actos mencionados contra una población civil, de conformidad con la política de un Estado o de una organización de cometer ese ataque”.