Análisis

Las Cuatro Operaciones contra Venezuela

vigiancia-red-social-internet-guerra-contra-cristianos
Escrito por Gustavo Villapol

En menos de cinco años el mundo ha visto con estupor y cierta preocupación lo que sucede en esta nación al norte de Suramérica, la cual a dado de que hablar por todo el orbe. La mediática internacional le ha dedicado extensas páginas web e impresas, tiempo televisivo, radial, miles de comentarios, post y publicaciones en los principales medios sociales que existen a favor o en contra del Gobierno Bolivariano dirigido hoy por las y los líderes herederos del Comandante Hugo Chávez. Pero, ¿que sucede realmente, en este país?, ¿está siendo víctima de una cruenta dictadura que asesina y mata a su pueblo?, O de verdad ¿el Gobierno estadounidense y sus aliados externos e internos están detrás de todos los males que hoy pasa el pueblo venezolano?. Adentrémonos en su realidad y tratemos de responder estas preguntas que hoy llaman la atención de millones de personas en todo el planeta.

En este texto encontraremos las cuatro operaciones y los tres centros de gravedad que aclaran el escenario de batalla, no solo del gobierno y sus adversarios, sino de cada ser humano que respira dentro de este país.

Por lo tanto ahondar en las dificultades, las heridas o consecuencias sociales, económicas y morales que ha tenido la crisis que ha experimentado el país, no es el objetivo de este artículo, sino más bien profundizar en las causas fundamentales: la primera sin lugar a dudas y ya suficientemente dicha: el rentismo petrolero estructural de la sociedad venezolana, la cual con la disminución de los precios del crudo, afectó el sistema de redistribución de la riqueza a las mayorías construido por el Presidente Hugo Chávez y que funcionó con notable éxito ya admitido por todos los organismos internacionales y nacionales en sus estadísticas y estudios.

Por otra parte está la segunda causa y no por eso menos importante: La Guerra Contra Venezuela. Tiene su origen en la llegada de Chávez al poder y que hoy tiene su expresión más acabada y refinada contra el Presidente Nicolás Maduro. Sobre este país se han ensayado las más modernas tácticas y estrategias de guerra desarrolladas en los principales institutos de altos estudios de guerra Estadounidenses, Israelíes y Europeos.

Se trata de la capacidad de Simultaneidad Operativa, en Operaciones no Lineales y de Amplio Espectro. Según el general retirado R. Maxwell Thurman, artífice de la invasión a Panamá, la simultaneidad es la generación de efectos simultáneos que se combinan para crear una energía abrumadora enfocada al centro de gravedad del enemigo en el curso de una campaña.

Es decir si Clausewitz, definió el centro de gravedad como “el centro de todo el poder y movimiento de lo cual todo depende…el punto sobre el cual deben ser dirigidas todas nuestras energías”. Nos preguntamos ¿cuál es el centro de Gravedad de la Revolución Bolivariana?

El centro de gravedad es aquello que mantiene la cohesión y la integridad del sistema, manteniendo su libertad de acción, fuerza física y voluntad de lucha. Según Juan Somiedo especialista del IEEE: en las operaciones no lineales, el espacio geográfico pierde importancia en detrimento de los llamados “puntos decisivos” que ayudan a mantener el “tempo” de la campaña y retener la iniciativa, las operaciones simultáneas buscan emplear el poder de combate contra el sistema enemigo completo. Las fuerzas enfrentan simultáneamente tantos puntos decisivos como se estime conveniente y permitan los medios disponibles. La presencia de múltiples amenazas simultáneas sobrecarga los sistemas de mando y control del enemigo porque sus comandantes deben afrontar muchas decisiones en cortos períodos de tiempo. De esta forma, existen más probabilidades de error que proporcionan nuevas oportunidades al enemigo describe abiertamente el especialista. Si sienten que algo de esto ha sucedido contra la Revolución, no es pura casualidad.

Actualmente ya se sabe que una fuerza puede tener uno o varios centros de gravedad por lo tanto afirmamos que los centros de gravedad de la Revolución Bolivariana residen fundamentalmente en tres sujetos:

  • El pueblo venezolano con su capacidad de resistencia y dignidad demostrada en los últimos 5 años, ratificando además su consenso entorno al Estado Nación construido a partir de la Constitución de 1999.
  • El Comandante Hugo Chávez, la significación ética, unitaria y de proyecto nación que representa su legado para buena parte de la sociedad venezolana y continental.
  • La actual dirección político-militar de la Revolución, la cual, en las condiciones más complicadas a logrado en la gran mayoría de los casos unidad y lealtad al proyecto bolivariano.

En ese sentido para tratar de doblegar estos tres sujetos se han implementado cuatro operaciones las cuales se describen a continuación, sin orden de importancia ya que funcionan de manera sistémica se complementan y fusionan cuando sea necesario:

Operación Guerra Psicológica: una muy bien estudiada y segmentada campaña a cada uno de los centros de gravedad, ha sido desarrollada en los últimos cinco años a través de los principales medios televisivos, radiales, web, redes sociales, sistemas de mensajerías, librerías, teatros, youtubers, agencias de noticias, intelectuales, universidades, etc, con matrices que trabajan de manera sistémica con las otras tres operaciones en desarrollo, por ejemplo si hay guarimbas (acciones violentas de calle) por ahí se van, si sube el dólar, si hay una provocación en la frontera, un crimen, desaparece uno o varios productos, si hay constituyente, por ahí se van y me detengo en un estudio que realizamos en plena discusión constituyente en el 2017, sobre las principales Agencias de Noticias del mundo, a través de técnicas de minería de datos y algoritmos de minería de textos, identificamos palabras, frases y temas predominantes en Reuters, EFE, AP, AFP, Telam entre otras, en ellas se resalta el uso constante de las palabras como Venezuela, Nicolás Maduro, Dictadura, he incluso por encima de temas locales vinculados a las agencias estudiadas, una pequeña muestra empírica de lo que en criminalística llamaríamos un patrón, para quienes les gusta CSI.

MS2 MS1

La intención de esta operación de guerra psicológica consiste en utilizar el miedo como arma y cito al Diseño Operativo Sistémico del ejercito israelí: Con miedo socavar el Estado de derecho en busca de soluciones rápidas y contundentes que acaben con la hipotética percepción de inseguridad percibida por los ciudadanos. En ocasiones el miedo puede utilizarse para intentar doblegar la voluntad de lucha de un pueblo, es decir, su centro de gravedad explica el documento. Y nosotros decimos más claro no canta un gallo.

2. Operación Guerra Económica: mucho se ha discutido sobre esto, algunos se han atrevido a decir que no existe, otros la han estudiado a fondo, desglosando sus patrones y móviles. Portales como misionverdad.com y cuatrof.net se han dedicado desmenuzar cada detalle, pero es indispensable ver como actúan al unísono cada operación. Si el problema es el nombre pues llámelo como quiera, pero es más que evidente que con la página de dólar today que es un combinación de operación psicológica y económica entre bancos privados nacionales e internacionales que legitiman este tipo de de cambio y sus graves consecuencias inflacionarias, además con el contrabando indiscriminado de productos de primera necesidad hacia países vecinos, la extracción del dinero en efectivo o cash como golpe a la moneda nacional, para las casas de cambio en la frontera Colombiana, el bloqueo financiero por parte del Gobierno estadounidense a cuentadantes del Estado venezolano incluyendo al Presidente de la República e incluso el bloqueo de fondos y las amenazas permanentes de boicot a la venta de nuestra principal materia prima, tiene como objetivo fundamental el pueblo y su dirigencia, cito de nuevo al Diseño Operativo Sistémico del ejercito israelí: En algunas ocasiones se combinan en una casi perfecta sincronía la eliminación de un objetivo de peso como un ideólogo o un mando intermedio con, por ejemplo, la interceptación de envíos de armamento o la congelación de cuentas bancarias.

Entre los efectos denominados colaterales pueden reseñarse el aumento de desconfianza entre los propios miembros, el cuestionamiento del liderazgo de los mandos intermedios y el nerviosismo de éstos que suele propiciar nuevos errores que son aprovechados sistemáticamente por las fuerzas amigas. En algunas ocasiones también se pone de manifiesto el desánimo de algunos elementos enemigos y una merma en su voluntad de lucha (un centro de gravedad usual, como ya hemos visto). Esto propicia una mayor facilidad para la “captación” de los individuos por parte de los servicios de inteligencia y su posterior colaboración a cambio de algunos incentivos bien sean económicos o de otro tipo.

Cada operación está diseñada para un mismo objetivo por combinado o por separado desarticular los tres centros de gravedad o sujetos históricos de la Revolución Bolivariana, doblegar, desanimar y derrotar.

3. Operación Militar: Aunque se ha evitado por todas las vías una confrontación militar interna o externa a gran escala, no implica que permanentemente se desarrollen estrategias militares dentro y fuera del país para someter, intimidar, doblegar, desarticular o incluso aniquilar a cualquiera de los tres centros de gravedad de la Revolución. La infiltración paramilitar es un fenómeno lamentablemente expandido por todo el territorio nacional y se combina con el crimen organizado para someter a líderes locales, asesinar o tomar posesión de algún espacio productivo y someterlo a sus paraleyes o decretos y su activación en zonas urbanas se expresa en asesinatos selectivos como los de Robert Serra, Eliecer Otaiza y Ricardo Durán o en las acciones violentas de calle conocidas como las Guarimbas que dejaron un saldo de luto y muerte a familias venezolanas teniendo como principales promotores a los partidos de oposición que hoy llaman a la abstención en las elecciones presidenciales. Esta operación tiene como elemento central el bloqueo ya de varios años de armas y elementos de reposición de inventario militar a las Fuerzas Armadas Bolivarianas por parte de empresas estadounidenses y europeas con la intención de desmantelar el parque militar de Venezuela y lo combinan con bloqueos financieros internacionales y campañas mediáticas que tratan de hacer ver al Estado Venezolano como un Narco Estado o un Estado forajido. Solo las alianzas con países potencia como Rusia, China e Irán han dado al traste con esta pretensión y complican las salidas militares, pero jamás las descartan definitivamente.

4. Operación Internacional: incluso mucho antes de las primeras leyes habilitantes del presidente Chávez en 2001, comenzó una estrategia internacional de progresiva agresividad contra Venezuela que fue escalando, se puede decir que hubo un punto de quiebre en aquella pequeña reunión en el despacho del Presidente Chávez, cuando luego de haber criticado publicamente la invasión a Afganistan la embajadora estadounidense Donna Hrinak pidió hablar con él y estando en su oficina pretendió decirle lo que debía o no criticar. Chávez respondió: “Usted está hablando con el Jefe de Estado de un país soberano. No se está comportando de manera apropiada a su cargo. Por favor, salga de mi oficina ahora” (cita).

Digamos que en el mar de intereses estratégicos que sobrevuelan la mayor reserva de petroleo de la humanidad, gas, el coltán, el oro, el diamante, una de las reservas más grandes de agua dulce del mundo, existe la preocupación que en los últimos casi 20 años ha estado apartada de los intereses de EE.UU y allí la intensa agresividad que en cientos de declaraciones públicas con funcionarios de toda índole del Gobierno del Norte y sus aliados en Europa y América realizan permanentemente, golpes de estado, intentos de magnicidio, sabotajes petroleros, guarimbas, financiamientos, presiones contra países de la región en los diferentes organismos internacionales entre muchas otras.

Pero es específicamente contra el Presidente Maduro que la operación internacional subió de nivel, la firma del decreto Obama, abrió las puertas a una ofensiva diplomática que develó la máscara y puso al Gobierno Norteamericano al frente de la batalla, OEA, CIDH, ONU, Grupo de Lima, Alianza Pacífico y cada espacio de encuentro o debate internacional tratan como tema la supuesta dictadura en Venezuela, violación de los derechos humanos, presos políticos y la necesidad de una transición, todo esto combinado con la nueva y última campaña de los migrantes venezolanos, con la cual están no solo tratando de ganarse gobiernos cipayos, sino de convencer a los pueblos hermanos que en Venezuela todo está perdido o que peor aún, Venezuela es un país que merece ser intervenido.

Lo cierto es que a pesar de esta cruenta guerra contra el país en cinco años no sin heridas, no sin fallas, se ha defendido con mucha eficacia los tres centros de gravedad que buscan neutralizar las cuatro operaciones simultaneas dirigidas desde el exterior con un método muy exitoso, el método Chávez: Apostar y proteger al pueblo por encima de todas las cosas, unidad de mando, lealtad como complemento de la diversidad, la paz como la mayor arma de lucha y comunicar con eficacia y eficiencia contra que se lucha y cada victoria conseguida en este camino.

Nos preguntamos al principio si dictadura o democracia y al final decimos que es un falso dilema, se trata de la vida o la muerte: los desconocimientos electorales, las guarimbas, la abstención, la violencia terrorista, los grupos armados, el bloqueo financiero, la guerra económica, el bombardeo mediático, son la muerte y se contraponen a los CLAPS, el Carnet de la Patria, a la Constituyente, mesas de diálogo, chamba juvenil, CDI, Universidades, Liceos, escuelas y Simoncitos, los 15 Motores de una nueva economía, que, son la vida, con la cual tendremos una cita este 20 de Mayo todos los venezolanos y venezolanas para ratificar que no habrá operación foránea que nos desvíe del camino de paz y democracia que cada vez que participamos consolidamos.

Por Gustavo Villapol

@Villapor