Análisis Papel y Tinta

Petro defenderá el bolívar soberano

ILUSTRACION PETRO_
Luis Dávila
Escrito por Luis Dávila

Nada ni nadie podrá detener esta Patria. Decidimos hacer un cambio en el cono monetario, ¡Vamos a defender el Bolívar y la soberanía económica y financiera de Venezuela!” Nicolás Maduro

Precisamente en estos momentos enormes montos de bolívares se están desplazando desde Cúcuta, la capital del Norte de Santander en Colombia, hacia Venezuela. Si se calcula que un millón de bolívares en billetes de 10.000 pesa apenas 115 gramos, en los próximos días arribarán cientos de toneladas de billetes desde las arcas de los cambistas neogranadinos, una consecuencia inmediata y favorable para los venezolanos de la reconversión monetaria anunciada el pasado jueves 22 de marzo por el presidente Nicolás Maduro, dentro de una estrategia más amplia que busca estabilizar las variables económicas -especialmente el tipo de cambio- para derrotar la guerra contra Venezuela declarada desde el año 2014.

En un mensaje colgado en la red social Twitter, Maduro definió los objetivos de su plan: “Nada ni nadie podrá detener esta Patria. Decidimos hacer un cambio en el cono monetario, ¡Vamos a defender el Bolívar y la soberanía económica y financiera de Venezuela!”

Luis Enrique Gavazut, investigador independiente en Ciencias Sociales y miembro del Observatorio Económico de la Presidencia de la República, sostiene que a diferencia de otros países latinoamericanos como Brasil y Argentina que han sufrido procesos de hiperinflación, el caso venezolano tiene como factores principales elementos geopolíticos que se enmarcan dentro del cambio de poder que se está dando entre los Estados Unidos como potencia declinante y China como próxima nación destinada a liderar el comercio mundial.

Así, el boicot financiero internacional, el incremento de la variable riesgo país para impedir el acceso a los mercados crediticios internacionales, las sanciones contra la industria petrolera y, principalmente el ataque a la moneda a través de Dolar Today, se constituyen en parte de un plan ya declarado abiertamente por los Estados Unidos para derrocar a la Revolución Bolivariana y sustituirla por un gobierno sumiso a sus intereses, en donde las más grandes reservas petroleras del mundo se encuentren absolutamente bajo su control.

Bicicleta colombiana

No obstante, Gavazut advierte que la reconversión no es una apreciación de la moneda y por sí sola no es capaz de controlar la inflación. “La medida puede surtir un efecto inmediato, que es la recaptación para la economía del dinero que se ha ido fuera del país por la bicicleta cambiaria que se realiza en Colombia” expone al anunciar un efecto inmediato del nuevo cono monetario.

“Venezuela debe independizarse del papel moneda y migrar hacia los medios electrónicos. Todas las iniciativas del gobierno van en esa dirección, billetera móvil, carnet de la patria, uso de criptomonedas que son 100% digitales. A muy corto plazo el dinero efectivo, sin embargo, sigue siendo necesario. En estos momentos, muchas veces las personas no tienen para cancelar el pasaje en el transporte público”.

El fenómeno había generado incluso que el precio de muchos productos en el mercado informal tuviese un valor inferior si se cancelaba en efectivo, porque luego este dinero se canjeaba por una mayor cantidad cancelada por transferencia electrónica.

Gavazut no duda en tachar de delictiva la conducta del gobierno de Colombia en torno a la moneda venezolana y sospecha, incluso, que pudiera estar financiada por dólares provenientes de los Estados Unidos.

“Es producto de una estrategia delicuencial que es dirigida desde Colombia. En el vecino país pagan por el dinero venezolano a un precio superior a su valor facial. La decisión del gobierno colombiano de valorar más el bolívar en Bogotá que en Cúcuta produce ese efecto pernicioso”. Detrás de esta “bicicleta” se ocultan una serie de delitos, comenzando por el narcotráfico, el paramilitarismo y la corrupción.

“Es una barbaridad, es un atentado a la estabilidad económica de Venezuela” sostiene.

El efecto inmediato de la medida anunciada el 22 de marzo será igual al anuncio de “desmonetización” del billete de cien bolívares realizada por el presidente Maduro en diciembre de 2016, en un momento que se pensaba dejar al pueblo sin dinero en efectivo justamente en el mes en donde se producen mayores transacciones. “Todo aquel que tenga dinero venezolano acumulado tendrá que salir de ese efectivo para canjearlo por el nuevo cono monetario. Regresará mucho dinero desde Colombia en estos dos meses”, explica.

Criptodivisa deflacionaria

No obstante, Gavazut sostiene que si no se superan las condiciones de la guerra económica, la reconversión monetaria por sí sola no mejorará la situación actual. “Hay que verla en su contexto, de manera coincidente con el lanzamiento del petro como criptoactivo del estado venezolano, porque el petro contribuirá a estabilizar el tipo de cambio. Podrá surtir un efecto deflacionario sobre la economía, entonces el nuevo cono monetario preservará el valor nominal, al anclar el bolívar al petro. Eso haría entonces que las características del petro se transfieran al bolívar y las variables tendenciosas de una página web dirigida desde el exterior desaparecerían”.

El petro, indica, va estabilizar el precio de la moneda y esa estabilización va a frenar, e incluso, producir una baja en los precios -deflación- porque la criptomoneda tiene, por diversas razones, características deflacionarias. Al aumentar su valor en el mercado, es deflacionaria

Respecto a si la criptodivisa pudiese reemplazar al bolívar, sostiene que las señales indican que esa no es la intención del Ejecutivo, especialmente si se está lanzando un nuevo cono monetario. “En el tema del bolívar hay circunstancia más allá de la económico. Si el gobierno desea reflotar el bolívar, como indican los anuncios, tiene las herramientas para hacerlo a través del petro, porque la divisa digital actuará como un estabilizador de la economía”

El caso Weimar

“Reconocer que las hiperinflaciones han sido inducidas mediante ataques mediáticos a las monedas y que no son consecuencia de la expansión de la liquidez monetaria, es reconocer que se trata de un arma no convencional, masiva y muy potente usada históricamente por el imperialismo, para generar miseria y de esa manera doblegar a los pueblos y a sus gobiernos”, reseña la economista Pascualina Curcio en un reciente artículo de opinión en donde analiza la hiperinflación en la República de Weimar (hoy Alemania) en 1923 que produjo el caldo de cultivo de donde surgió la ideología nazi.

Por esa razón, estima que la necesidad de “resoluciones mundiales que prohíban este tipo de armas imperiales, de la misma manera como son prohibidas las nucleares, son necesarias si queremos un mundo en paz”.

Al respecto, el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aprobó una resolución propuesta por el Movimiento de Países No Alineados (Mnoal), presidido por Venezuela, en condena a las medidas coercitivas unilaterales impuestas por el Gobierno de Estados Unidos (EEUU) contra la nación venezolana, informó este viernes 23 de marzo el canciller de la República, Jorge Arreaza.

“El Consejo de Derechos Humanos DDHH ONU aprueba la resolución presentada por Venezuela -Presidencia Mnoal-, condenando las medidas coercitivas unilaterales (sanciones). Vean la votación. Son notables las pretensiones arrogantes de dominación de EEUU y sus aliados. Triunfo del multilateralismo y la paz”, escribió Arreaza en su cuenta de Twitter.

En la red social, el ministro para Relaciones Exteriores divulgó el contenido de la resolución, que presentó en el 37º periodo de sesiones del Consejo de DDHH de la ONU, desarrollado del 26 de febrero al 23 de marzo, ocasión en que denunció el efecto negativo de las acciones de intervención promovidas por el Gobierno estadounidense y países europeos aliados contra Venezuela, reseñó AVN.

Durante su intervención, el 26 de febrero pasado, en la 37ª Reunión del Segmento de Alto Nivel del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en Ginebra, Suiza, Arreaza detalló que el año pasado voceros del Gobierno estadounidense emitieron 735 pronunciamientos o comunicados contra el país y este año ya iban 105 declaraciones.

“Queremos advertir aquí, en el Consejo de Derechos Humanos, el peligroso escenario que pretenden generar el Gobierno de Estados Unidos y sus aliados, a partir de las sanciones económicas que le hacen daño al pueblo venezolano, de la presión, extorsión política y financiera que ejerce Washington sobre gobiernos de Europa y de la región latinoamericana y caribeña, y a partir de una feroz guerra psicológica y mediática muy bien planificada y financiada, en la que se pretende hacerle creer al mundo que en Venezuela hay una crisis humanitaria. Viejo truco unilateralista”, recalcó Arreaza en Ginebra.

Cronología de la injerencia

  • 9 de marzo de 2015: Barack Obama, declara “emergencia nacional” por la “amenaza inusual y extraordinaria” que representa Venezuela para su país.
  • 28 de abril 2016: El Senado extiende, hasta 2019, sanciones aplicadas a funcionarios venezolanos.
  • 13 de febrero 2017: La Oficina de Control de Activos de EEUU incluye al vicepresidente Ejecutivo, Tareck El Aissami, en una lista de personas vinculadas al narcotráfico.
  • 27 de julio de 2017: Se aprueban sanciones contra varios altos funcionarios: Tibisay Lucena, presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE); Elías Jaua, ministro de Educación; Tarek William Saab, Fiscal General; Néstor Reverol, ministro de Interior; Carlos Alfredo Pérez, director de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), y Franklin García, exdirector de ese cuerpo policial. También a un grupo de militares activos.
  • 31 de julio de 2017: Un día después de elegirse la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) se aplican sanciones directas contra el presidente Nicolás Maduro. Anunciaron que “bloquearán todos los activos” del mandatario que estén o puedan estar bajo la jurisdicción de EEUU.
  • 9 de agosto de 2017: El Departamento del Tesoro sanciona a varios de los recién electos constituyentes, entre ellos Adán Chávez, hermano del expresidente Hugo Chávez.
  • 25 de agosto 2017: Una orden ejecutiva prohíbe a los bancos estadounidenses realizar transacciones nuevas con el gobierno, o con Petróleos de Venezuela S.A (Pdvsa).
  • 9 de noviembre de 2017: Steven Mnuchin, secretario del Tesoro, informa sobre sanciones para cuatro ministros del gobierno y otros funcionarios de distintos organismos.
  • 5 de enero de 2018: Otros cuatros altos cargos reciben sanciones del departamento del Tesoro estadounidense.
  • 19 de marzo de 2018: Prohibición de transacciones con cualquier moneda digital emitida por el Gobierno de Venezuela, y se incluye en la lista de sancionados a cuatro funcionarios más.

En Gaceta

El decreto de reconversión monetaria ya está disponible en la Gaceta Oficial N° 41.366A, y el mismo señala que a partir de este primero de mayo, “los precios y cantidades deberán expresarse en bolívares y bolívares soberanos”, así lo reseña el artículo 1 del decreto con fecha 22 de marzo de 2018.

“A partir del 4 de junio de 2018, se reexpresa la unidad del sistema monetario de la República Bolivariana de Venezuela, en el equivalente a mil bolívares (Bs. 1.000) actuales. El bolívar resultante de esta reconversión, continuará representándose con el símbolo “Bs.”, siendo divisible en cien (100) céntimos. En consecuencia, todo importe expresado en moneda nacional antes de la citada fecha, deberá ser convertido a la nueva unidad, dividiendo entre mil (1.000)”, recoge parte del texto del primer artículo.

La Gaceta engloba 11 artículos y cinco disposiciones transitorias, las cuales tocan todos las aristas del tema que fueron expuestas el pasado jueves 22 de marzo, por el presidente de la República, Nicolás Maduro.

Disposiciones transitorias

La primera disposición transitoria que recoge el artículo es la “desmonetización” de los billetes y monedas emitidos antes de la reconversión, es decir, que desde el 4 de junio no tendrán ningún valor ni podrán ser cambiados.

Una segunda disposición es que : “A partir del 4 de junio de 2018 y hasta que el Banco Central de Venezuela mediante Resolución establezca lo contrario, las obligaciones de pago en moneda nacional deberán indicar que se denominan en la nueva unidad mediante la expresión ‘Bolívares Soberanos’ o el símbolo Bs.S”.

BCV venderá oro al público

El presidente del Banco Central de Venezuela (BCV), Ramón Lobo, indicó que próximamente saldrán a la venta al público los “mini lingotes de oro” (desde cinco gramos en adelante) que “permitirán a la población respaldar sus activos y funcionarán como un mecanismo de ahorro”.

Explicó que no habrá limitación para la compra de este instrumento, cuyo valor se regirá por el precio internacional del oro. El lanzamiento de los mini lingotes de oro se suma a la medida del Ejecutivo de implementar una reconversión monetaria, que comenzará el 4 de junio.

“Hoy vemos como los principales centros hegemónicos se han unificado, en función de dar al traste con el proceso revolucionario, a través del sometimiento del pueblo venezolano”, dijo Lobo al explicar la medida que forma parte de una serie de acciones implementadas por el gobierno para enfrentar las pretendidas sanciones de los Estados Unidos.

CUATRO 163_08-09