notimovil Papel y Tinta tubazomovil

Genifer Garvet, la otra cara de la juventud

Genifer
Cuatro F
Escrito por Cuatro F

“Soy chavista y madurista”, dice con orgullo

La joven no obtiene espacios en la prensa burguesa porque relata la historia de quienes no quieren migrar.

Venezuela durante el trascurso de los recientes años, y en particular durante el 2018, ha sido víctima de una amplia serie de atentados contra su soberanía en forma de ataques a su economía y seguridad. Esto, como es natural, ha generado malestar en la población y particularmente en los jóvenes del país que se desesperan ante la adversa situación actualmente presente. Los jóvenes se ven afectados en diferentes niveles desde la usual recreación hasta los problemas familiares, económicos y de estudio o trabajo. Ante esto, la oposición generó diferentes campañas para canalizar este descontento y usarlo en contra del país. Su primer intento vino en la forma de las violentas guarinbas donde los jóvenes eran heridos o muertos para satisfacer las cámaras de la campaña mediática que buscaban vender a Venezuela como un “estado fallido”. Pero con el pasar de los meses esa estrategia fue perdiendo vigor, así que optaron por un nuevo modus operandi, la inmigración del país.

Gran cantidad de jóvenes tienen grabada la idea de que salir del país es la mejor opción para construir su futuro. Esta forma de pensar, creada mediante repetidas campañas mediáticas, los lleva a abandonar estudios, trabajos y familia; todo para perseguir una ilusión sin ningún tipo de planificación real. Al llegar la realidad podrá ser la que buscan o no, no obstante, en este punto carece de importancia para quienes los han motivado a hacer esto; si tienen un relativo éxito sirven de publicidad para atraer a otros, y si su situación es más bien adversa, servirán entonces como campaña dramática con el fin de plantear que la población prefiere vivir de esa forma a quedarse en la “terrible dictadura” de la que supuestamente están huyendo.

Antes eran usados en violentas marchas y ahora los usan como foco de una nueva campaña mediática que tiene intereses en mermar la imagen pública de Venezuela en su ámbito internacional, buscando hacer posible diferentes estragáis que atenten contra su democracia y soberanía.

Sin embargo, ¿realmente todos los jóvenes piensan así? ¿Toda la juventud de Venezuela busca abandonar el país al no ver esperanza tal y como informan varios medios internacionales y/o de oposición? Ante esta pregunta, la joven Genifer Garvet, actual Coordinadora Nacional de la Organización Bolivariana Estudiantil, nos revela una nueva visión acerca de la juventud venezolana.

Con tan solo 16 años, Genifer se ha destacado en diferentes movimientos sociales en apoyo a la revolución, al liderar grupos estudiantiles durante sus estudios en bachillerato. Genifer durante la época de las violentas guarimbas de 2017 surgió como una figura de contraposición para revelar un lado de la juventud que se oponía al estallido de odio que se quería grabar mediáticamente como algo que compartían todos los jóvenes del país.

Su participación ha continuado tras la victoria ante las guarimbas y actualmente, busca enfocar sus próximos estudios universitarios en ingeniería de petróleo o estudios internacionales, debido a que considera importante que su formación laboral se enfoque en solventar las actuales necesidades del país. Genifer considera pertinente la necesidad de una juventud bien formada para asegurar el buen progreso del país a futuro.

La joven explica que sus primeros acercamientos al chavismo fueron por la influencia de su madre. No obstante, tras entender y apreciar los ideales planteados por Chávez e informarse más sobre los temas y planes que impulsaba la Revolución, decidió seguir militando en el partido, porque compartía los ideales bolivarianos de justicia y equidad.

La educación y formación es un punto clave para luchar contra la campaña mediática que hunde a la juventud en una serie de ideas que les son impuestas forzándolos a creer una realidad errada e impidiéndoles buscar razonar por cuenta propia. Muchos jóvenes critican al gobierno tildándolo de “dictadura”, mientras al mismo tiempo desconocen quién y qué hicieron Pinochet o Videla. La desinformación es el punto que más explota esta campaña mediática que convence a los jóvenes de que un presidente que otorga un elevado número de ayudas sociales, que hace constantes llamados a elecciones; es un dictador y su única opción para poder progresar es salir del país.

A pesar de esto, una vez fuera, gran cantidad de jóvenes se dan cuenta de la realidad que implica su inmigración y como su situación en el extranjero es incluso peor a la que tenían antes. Por ello, el gobierno del presidente Nicolás Maduro ha creado el Plan Vuelta a la Patria; el cual tiene como finalidad promover y apoyar el retorno de aquellos venezolanos que estén pasando dificultades en el exterior. Genifer explica que es importante tener respeto ante la decisión que estos grupos toman al marcharse, pero aun así se les debe informar sobre la realidad contra la que se van a enfrentar y plantearles de forma no humillante que las puertas de su patria siempre estarán abiertas porque “el buen hijo siempre retorna a la casa de su madre”.

Durante el III congreso del JPSUV, Genifer, junto a otros jóvenes preocupados por lo que ocurre en Venezuela, se reunirán para dialogar acerca de los problemas que aquejan al país y plantear soluciones.