notimovil Opinión

Angelina Jolie más circo que pan

Angelina-Jolie1
Ideas para el combate
Por: Angelo Rojas

 

            La actriz norte americana Angelina Jolie sale al frente a la escena en Latinoamérica cual inicio de un rodaje de Hollywood, solo que en esta ocasión la historia lamentable de la aparición de estas fichas del imperialismo en su política injerencista nos llevan a concluir que un merecido titulo para esta película seria “Los vientos de la tormenta infernal”. Una de las etapas previas a la injerencia convencional directa que se ha usado en la historia reciente, es el uso de figurines de la farándula internacional con alguna credencial de las desgastadas instancias internacionales  para generar una matriz de opinión demoníaca contra los movimientos y gobiernos progresistas del mundo. La presencia esta Barbie maligna es conocida por anteceder a las barbaries ejecutados por el gobierno de los Estados Unidos y sus aliados en otras naciones como Libia y Siria y no por sumar alguna solución o beneficio para las poblaciones vulnerables en territorios hostiles.

            El gobierno Peruano se ha caracterizado por ser uno de los más serviles a los designios del desaforado Donald Trump en su obsesión por las riquezas del suelo Venezolano y contra el proceso revolucionario de independencia y autodeterminación. En marco de la conjura mediática contra Venezuela se encuentra en desarrollo la grabación del capitulo Perú de la película los vientos de la tormenta infernal escrita desde el pentágono y protagonizada por Angelina Jolie, donde se usan y se explotan cinematográficamente los problemas reales que sufren los inmigrantes pero las medidas de apoyo a esa población no se dejan ver. Muchos ciudadanos Venezolanos que por diversas razones incluyendo las terribles consecuencias del bloqueo criminal de los Estados unidos han llegado a esa nación suramericana en busca de un mejor futuro, estos se encuentran actualmente en condiciones infrahumanas que nunca vivieron en su país natal, son humillados y usados por estos mercaderes de la desgracia que solo traen circo y nada de pan.