notimovil Opinión tubazomovil

Comandante Chávez: Corazón de un pueblo valiente que sigue en lucha, batalla y victoria

El 5 de marzo de 2013, el espíritu indomable y eterno del Comandante Supremo Hugo Chávez, decidió expandirse en la conciencia de millones de venezolanos, que con amor e infinita valentía, luchan por construir la Patria Bolivariana, esa que legó este gigante invicto, que hoy vive en el latir de los corazones de un pueblo dispuesto para la victoria.

“¡Yo ya no soy yo, yo soy un pueblo!”, fue la frase con la que el Comandante Chávez vaticinó, ese destino de ser el faro que ilumina las luchas del pueblo venezolano, al que advirtió sobre los peligros que se suscitarían ante su partida física por lo cual recalcó la necesidad de fortalecer y proteger a toda costa la unidad.

Nace un Líder

Hugo Rafael Chávez Frías, nació en la población de Sabaneta en el estado Barinas, el 28 de julio de 1954, en el seno de una humilde familia de maestros. Desde muy niño fue gran aficionado del beisbol, pasión que lo llevó a enrolarse en la Academia Militar, con el objetivo de ser entrenado por Pompello Davalillo y catapultarse a la pelota rentada.

“Yo cuando entré aquí quería ser pelotero del Magallanes, yo entré era para venir a Caracas y jugar béisbol para el Magallanes, quería ser el látigo de Chávez (…) pero me asaltó la voluntad del vivir, la voluntad del poder (…). Lo más profundo que yo aprendí en mi queridísima Academia Militar fue a amar profunda e infinitamente a mi patria”,rememoró el líder eterno de la Revolución Bolivariana.

Ya con el grado de Teniente Coronel, emprende la quijotesca rebelión militar del 4 de febrero de 1992, donde evidenciando su don de liderazgo y aflorando la valentía que los signaría, lanzó el histórico “por ahora” que convirtió una derrota militar en una victoria política.

De Yare a Miraflores

Tras ser encarcelado sin derecho a la defensa y luego de cumplir dos años en el centro de reclusión de Yare, el 26 de marzo de 1994, el Comandante Chávez es puesto en libertad junto a sus compañeros, dando paso al vertiginoso ascenso de este líder que proféticamente dijo al salir:  “El mensaje del MBR va a la calle, a la carga, a tomar el poder político en Venezuela. Va a demostrarle a los politiqueros venezolanos que esta generación militar que tomó el camino del sacrificio va al rescate de su verdadero destino”.

Y así se cumplió el 6 de diciembre de 1998, cuando luego de haber recorrido cada rincón del país y haber confrontando la campaña más feroz, fue electo Presidente de la República por la mayoría del pueblo venezolano que creyó en su propuesta de Constituyente para la refundación del país.

Líder invicto 

Tras su juramentación en la presidencia, el Comandante Supremo, comienza a sufrir el acoso y los ataques de la derecha nacional e internacional, los cuales supo derrotar con astucia, inteligencia, paciencia y sobretodo coraje; logrando derrotar un golpe de militares y un paro petrolero, ambas acciones promovidas y financiadas por el imperialismo norteamericano al que tras derrotar le sentenció el 146 de mayo de 2004:

“La Revolución Bolivariana después de cinco años y tres meses y un poco más de gobierno, y después haber pasado por varias etapas, ha entrado en la etapa antiimperialista. Esta es una revolución antiimperialista y eso la llena de un contenido especial que nos obliga, sí, que nos obliga al pensamiento claro y a la acción no solo en Venezuela sino en el mundo entero”.

Además de las sempiternas conspiraciones el gigante Chávez, se convirtió en la encarnación del triunfo electoral, logrando ganar la elecciones presidenciales del 6 de diciembre de 1998, el referendo consultivo llamando a constituyente el 25 de abril de 1999, la elección de constituyentes del 25 de julio de 1999, el referendo de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela el 15 de diciembre de 1999, la elección para la presidencia bajo la nueva constitución del 30 de julio del 2000, el referendo revocatorio del 15 de agosto de 2004, la elección presidencial del 3 de diciembre de 2006, el referendo para la enmienda para permitir la reelección del 15 de febrero de 2009, y la elección presidencial del 7 de octubre de 2012.

Con este record, el Comandante demostró la fuerte conexión que siempre mantuvo con el pueblo que elección  tras elección lo consolidó como un Líder invicto.

En el corazón del pueblo

Hoy a seis años de su siembra, sigue latiendo en el corazón de los pueblos de nuestra América, que atendiendo a sus palabras siguen librando batallas por su independencia definitiva y resistiendo la embestida del imperialismo norteamericano que creyó haber acabado con la vida de este Gigante de nuestra América, que al contrario se multiplicó demostrando que Chávez no era un hombre, porque ¡Chávez es un pueblo!

“Pase lo que pase en cualquier circunstancia seguiremos teniendo Patria (…). No faltarán los que traten de aprovechar coyunturas difíciles para, bueno, mantener ese empeño de la restauración del capitalismo, del neoliberalismo, para acabar con la Patria. No, no podrán, ante esta circunstancia de nuevas dificultades -del tamaño que fueren- la respuesta de todos y de todas los patriotas, los revolucionarios, los que sentimos a la Patria hasta en las vísceras como diría Augusto Mijares, es unidad, lucha, batalla y victoria.”

Comandante Supremo Hugo Chávez, 8 de diciembre de 2012

Leave a Comment