notimovil Papel y Tinta tubazomovil

Ataque eléctrico y la guerra contra Venezuela

Recomendaciones para enfrentarlo

Por Vladimir Adrianza

Desde 1999, la Venezuela bolivariana ha venido recibiendo un conjunto de ataques instrumentados bajo diferentes conceptos de guerra posmoderna. El primer “Golpe de Estado Mediático” de la historia mundial, el 11A2002, el golpe petrolero de Diciembre 2002 – Enero 2003,  los paramilitares de la Finca Daktari en 2004, las guarimbas desde ese mismo año y hasta 2017 con quema de seres humanos vivos, las Órdenes Ejecutivas de Barack Obama en 2015 y de Donald Trump desde 2017 a la fecha, asesinatos de 300 campesinos y más, de Eliezer Otaiza y Robert Serra, jóvenes dirigentes del PSUV,   por sicarios colombianos y desde hace más de una década, el ataque con drones explosivos al Presidente Nicolás Maduro Moros el 4Ago2018, la desestabilización de nuestra economía y para rematar, los ataques continuados a nuestro Sistema Eléctrico Nacional (SEN).

Durante el mes de marzo de 2019, la República Bolivariana de Venezuela ha sufrido un conjunto de apagones (blackouts) de gran magnitud, producto de los ataques perpetrados en contra del SEN, situación que ha ocasionado grandes trastornos en la vida cotidiana y productiva de nuestra nación, debido a la transversalidad de la energía eléctrica en todos los sectores de la vida contemporánea de una nación.

Indiscutiblemente, no se trata de hechos que puedan ser imputados a fallas de mantenimiento del SEN de la República Bolivariana de Venezuela (RBV), pues de serlo así, hubieran tenido otras características las fallas presentadas, particularmente,  la duración de estos incidentes.

Las pérdidas económicas ocasionadas a la nación en términos cuantitativos, pudiéramos calcularlas en cifras que rondan el millardo (1.000 Millones) de dólares estadounidenses diarios. Esta cifra se obtiene de dividir el PIB estimado para 2019 (240 mil millones de US$ aproximadamente) dividido entre el número de días hábiles (261 – días calendario menos fines de semana) a laborar este año.

Vale decir que los hechos sucedidos – el sabotaje perpetrado –  forman parte de un conjunto de tácticas utilizadas por los Estados Unidos de América y sus aliados (locales, regionales y mundiales), para desestabilizar a Venezuela a fin de facilitar la ocupación de nuestro territorio por parte de fuerzas multinacionales, encabezadas por ese país, primer Estado injerencista del mundo y  patrocinador del terrorismo en sus diferentes formas durante décadas, a nivel mundial.

El SEN-RBV es un sistema cuya principal fuente de generación de energía eléctrica es proporcionada por la Central Hidro-eléctrica del Guri, junto a los complejos anexos de Caroachi y Tocoma. De allí proviene la generación de más del 80% de la energía eléctrica  en Venezuela. Por lo tanto, cualquier afectación de su funcionamiento, bien sea en la generación del flujo eléctrico o en la transmisión del mismo, tiene colosales repercusiones en todo el territorio nacional, debido a la alta dependencia nacional de ese complejos generador.

No entraremos a mencionar consideraciones ambientales en este momento, pero, sí vale la pena recalcar, que durante los tiempos del Presidente Hugo Chávez, se construyeron en nuestro país otros centros de generación eléctrica distribuidos  en el territorio nacional. Termoeléctricas de ciclo combinado,  hidroeléctricas y parques eólicos y generadores diésel de menor escala, fueron instalados en el país para compensar la generación de energía y para disminuir la excesiva dependencia de la principal fuente de generación eléctrica del país (Guri). En estos momentos, públicamente no se disponen de datos objetivos y fidedignos que permitan calificar o cuantificar, el estado de funcionamiento de los complejos creados en tiempos del amado Presidente Hugo Chávez, lo cual, aumenta la incertidumbre respecto al verdadero estado de funcionamiento del SEN-RBV.

Por otra parte, es bien sabido que durante los últimos años, Venezuela ha sido objeto de una intensa operación psicológica, cuyo objetivo principal ha sido, debilitar el Estado Venezolano y particularmente, sustraer de nuestro país a profesionales de todas las edades, sobre todo, jóvenes formados en el sistema de universidades nacionales, los cuales son necesarios, para el mantenimiento de  la infraestructura eléctrica del país, así como, para cualquier otra área vinculada al desarrollo nacional según sea la disciplina estudiada.

Las “sanciones” económicas que ha impuesto la actual Administración de los Estados Unidos a Venezuela, han agudizado la crisis económica que se ha presentado en el país debido a la caída de los precios del petróleo desde 2014 a la fecha. Esta caída, también inducida desde los EE.UU., ha provocado la segunda quiebra generalizada del modelo rentista petrolero en nuestra historia, impuesto por factores estadounidenses en nuestro país desde la segunda década del siglo XX. Este modelo se ha caracterizado por hacer de Venezuela un país que exportaba petróleo e importaba prácticamente de todo (principalmente desde los Estados Unidos y sus países aliados) y entre muchos productos, particularmente la tecnología para la generación eléctrica, incentivando nuestra dependencia externa.

Un altísimo porcentaje de componentes medulares del SEN-RBV no han sido ni son producidos en nuestro país y mucho menos, instalados y mantenidos por empresas nacionales. Un ejemplo de esto lo tenemos en el Sistema tipo SCADA (Supervisory, Control and Data Adquisition – supervisión, control y adquisición de datos) instalado en el Complejo Generador del Guri, destinado al control automatizado e inteligente – cibernético – de la generación eléctrica en el país. Este sistema, como todo producto de software propietario (producido por una corporación internacional) en el mundo occidental, posee puertas traseras no admitidas públicamente por sus fabricantes, que facilitan el acceso a organismos de inteligencia de escala mundial como lo son la CIA y la NSA de los Estados Unidos, por citar solo unos pocos organismos de un Estado que agrede actualmente a nuestra nación, hecho que vulnera el ejercicio de la soberanía nacional.

Por otra parte, como todo elemento complejo de generación y distribución eléctrica, el SEN-RBV es sensible a perturbaciones electromagnéticas, desde actividades solares pasando por aquellas producidas por artefactos nucleares y otros tipo de armas que permitan generar perturbaciones electromagnéticas, producidas hoy día por países con industrias armamentísticas avanzadas como el complejo militar industrial de los EE.UU. En esta oportunidad y de acuerdo a lo dicho por el Alto Ejecutivo Nacional, parte de las fallas del SEN-RBV, han sido inducidas en forma intencional mediante dispositivos  capaces de producir tales perturbaciones.

El ataque al SEN-RBV ha incluido en los últimos doce(12) años, un conjunto de operaciones de sabotaje a diferentes niveles y sobre diferentes componentes del mismo, siendo el más notorio, el perpetrado por francotiradores sobre el patio de distribución de cargas del Guri,  hace apenas unos días. El conjunto de ataques sistemáticos y continuados han tenido como uno de sus propósitos, debilitar el SEN-RBV y perturbar el normal desenvolvimiento económico de la nación, a fin de agudizar la crisis económica inducida, debilitando así, la gestión del Alto Gobierno Nacional.

RECUADRO

¿Qué hacer?

Podríamos escribir libros inmensos de todo lo sucedido en el SEN-RBV y de las proposiciones a realizar para garantizar su operatividad, pero lo más importante ahora, es compartir con nuestros compatriotas algunas medidas a proponer para disminuir la vulnerabilidad del sistema, a fin de que sean corregidas en el menor plazo posible, dadas las agresiones que recibe el país en estos momentos. En términos generales estas son:

1. Disminuir al menor grado posible, la alta dependencia de la generación proveniente del complejo del Guri, diversificando la Matriz Energética existente en Venezuela, así como, la distribución geográfica de los centros de generación eléctrica. La matriz energética debe contener medios de generación variados basados en diferentes fuentes de energía, eólica, solar, hidroeléctrica de baja y media escala, termoeléctrica de ciclo combinado, etc.

2. Sustituir a la brevedad posible, el Sistema tipo SCADA instalado en el complejo hidroeléctrico del Guri, por un sistema desarrollado por personal calificado nacional, comprometido con la RBV y bien remunerado, con ayuda de personal calificado en cibernética y desarrollo de sistemas informáticos, de potencias aliadas como la Federación Rusa y la República Popular China. El sistema operativo que debe servir de base a este nuevo sistema SCADA debe ser el LINUX-CANAIMA en una versión específicamente orientada para este fin, con el propósito de garantizar su independencia y auditabilidad. Estas iniciativas deben extenderse a todo tipo de aplicativos importados que operan en diferentes dependencias de la administración pública nacional como por ejemplo el SAP, que opera en instituciones y organismos públicos de la nación.

3. Desarrollar al máximo posible, industrias conexas al SEN-RBV, capaces de producir en territorio nacional, partes, componentes y diversos elementos para este sistema, mismas que requieran en la menor medida posible, de componentes importados y divisas para su funcionamiento.

4. Personal idóneo. El personal a contratar por los organismos públicos que administran SEN-RBV,  valorado como Estratégico para el Estado Venezolano, debe ser idóneo, es decir, debidamente capacitado e identificado con los altos intereses de la nación venezolana. Esto incluye, el personal gerencial, ingenieros, técnicos y trabajadores en general, encargados del mantenimiento y desarrollo del mismo.

5. Nuestras leyes deben penalizar severamente, con penas de 30 años o más si fuera posible, a cualquier persona que infiera daños al SEN-RBV, sin posibilidad de apelación alguna de su sentencia. De la misma manera, penalizar los actos de corrupción realizados por funcionarios públicos  y sus socios externos, adscritos a los ministerios asociados al tema de la energía, por constituirse en medios para vulnerar la soberanía nacional y por ende, la Seguridad de la Nación afectando su Defensa Integral. Las penas no solo deben estar encaminadas a privar de libertad corporal  a estos funcionarios y sus socios externos, sino también, privar de la totalidad de los bienes a su nombre y los de sus testaferros, junto a la  prohibición del ejercicio de cargos públicos de por vida.

6. Información oportuna y veraz. Mediante la utilización del Internet y otros medios públicos de información, debe mantenerse informado sistemáticamente a todo el pueblo venezolano, de los planes y procesos de fortalecimiento del SEN-RBV, a fin de evitar desviaciones, aplicando la controlaría social con el propósito de garantizar el crecimiento con estabilidad del sistema.

Las anteriores, son solo parte de las sugerencias que correspondería hacer para garantizar la Defensa Integral de la Nación y la Seguridad Integral de la misma, sobre todo, considerando que Venezuela ha sido sometida a diferentes conceptos de guerra, ¡ si ,  de guerra !, desde hace 20 años, pensada y desarrollada desde diversos centros de poder mundial, encabezados por los Estados Unidos de América, cuyas clases dominantes en el poder y con ayuda de sus aliados locales y regionales, están interesadas en someter a todos los pueblos de América Latina bajo sus designios y particularmente, a la RBV, de la misma forma como sometieron a nuestro país en tiempos de la 4ta. República durante todo el siglo XX.

Leave a Comment