Análisis Inicio

La ira de Mineápolis

Avatar
Escrito por Ivan Mc Gregor

George Floyd fue brutalmente asesinado este 25 de mayo en Mineápolis (EE. UU.) por un policía que colocó su rodilla sobre el cuello del afroamericano de 46 años durante 8 minutos.

Un transeúnte grabó el vídeo que se ha hecho viral en las redes en el que pide ayuda: “Me duele el estómago. Me duele el cuello. Me duele todo, necesito agua o algo. Por favor. Por favor. No puedo respirar«, se le escucha. Pero el policía lo ignora y lo deja morir.

George Floyd despertó la ira de un pueblo sufrido.

No es la primera vez que alguien muere por ser negro o latino en los Estados Unidos. Yo me pregunto, con qué moral este país que se ha “autoproclamado” el defensor de los derechos humanos del planeta, gendarme de la libertad y de la ayuda humanitaria, impone medidas coercitivas unilaterales, que eufemísticamente llama “sanciones”, para impedir la compra de medicinas, alimentos y bienes esenciales.


George Floyd despertó la ira de un pueblo sufrido, cuyos lamentos han encendido a Mineápolis, y su clamor de justicia recorre el planeta.•