notimovil Opinión Papel y Tinta

La clase obrera, los CPT y la producción.

Eduardo Piñate
Escrito por Eduardo Piñate

Desde octubre del año 2016, cuando el Presidente Obrero Nicolás Maduro creó los Consejos Productivos de Trabajadores y Trabajadoras (CPT), el movimiento obrero venezolano se ha venido poniendo en la vanguardia de la tareas productivas del país, en la medida que se han mantenido e incluso profundizado, la agresión económica del imperialismo y la burguesía parasitaria, que les dieron origen.

En estos casi cuatro años, el movimiento de la clase obrera venezolana se ha dotado de instrumentos fundamentales, los que yo he dicho que conforman una triada virtuosa: los CPT, que son una vanguardia obrera orientada a desarrollar las fuerzas productivas nacionales, en función de elevar la producción de riquezas y construir el modelo económico productivo y diversificado, base material del socialismo bolivariano; el Modelo de Gestión Empresarial Socialista, elemento central de deslinde entre capitalismo y socialismo en las empresas (las relaciones de producción en lo concreto) porque su esencia es la gestión directa y democrática de la clase obrera en la dirección del proceso social del trabajo: y los cuerpos combatientes de la clase obrera como garantía de la producción en cualquier circunstancia.

Esta fuerza de 2.208 CPT al día de hoy en todo el país y en todos los sectores productivos de la Agenda Económica Bolivariana, es el resultado de casi cuatro años de discusión y construcción de la clase en varios congresos y encuentros, organizados por la CBST unos y por el Ministerio del Trabajo, otros, pero todos con la dirección y el impulso fundamental del presidente Nicolás Maduro.

El pasado 3 de septiembre el presidente Maduro se volvió a reunir -por videoconferencia- con más de 100 dirigentes y voceros de los CPT de los sectores priorizados.

Allí expresó ideas y orientaciones fundamentales, entre ellas que: 1) el milagro económico del socialismo obrero va a surgir del esfuerzo teóricopráctico de la clase obrera como fuerza productiva, para ello hay que sistematizar las tesis principales del movimiento obrero en función productiva, lo cual pasa por desarrollar su capacidad de estudio, de sistematización y creación; desarrollar ciencia y tecnología desde la clase obrera. 2) Salir al paso de los charlatanes y divisionistas que intentan fragmentar al movimiento obrero y al pueblo venezolano, respondiendo con la acción de la clase y derrotarlos en la lucha ideológica. 3) Nos asignó la responsabilidad de levantar un mapa de empresas a ser recuperadas por la clase obrera en todo el país. Una reunión fructífera que mostró avances y delineó el rumbo y las tareas de nuestro movimiento en esta fase de la lucha. Seguimos venciendo.