Actualidad Análisis notimovil

AN dejó sin presupuesto escuelas Divina Pastora y Argelia Laya

Charles Delgado
Escrito por Charles Delgado


Alumnos entre los seis meses, y seis años de edad de las unidades educativas adscritas al parlamento Materno Divina Pastora y preescolar Argelia Laya fueron dejadas sin presupuestos, durante cinco años por la Asamblea Nacional (AN).


Unos 600 niños venían intruyendose, desde el anterior periodo del Poder Legislativo, este recayó a 320 por las desmejoras ocasionadas por la derecha contó Deyanira Rivero, miembro de comité de padres y representantes del preescolar Argelia Laya.


Entre los problemas presentes están las filtraciones en los techos, falta de transporte escolar, deterioro de parques y deficiencia en la alimentación, indicó.


Por el inconveniente de la estructura física, se puso en riesgo la vida de los niños y niñas cuando llovia porque podía caer al piso el techo cuando había clases. Tal situación, no fue tomada en cuenta por la directiva de la AN porque no era su prioridad en la gestión, comentó.


También, la alimentación de estar de cinco comidas diarias paso a dos porque la directiva del parlamento no le pagaba a los proveedores, quienes daba los usumos de alimentos al materno y preescolar. A su vez, dijo que los vehículos fueron en deterioro por no haber los respuestos y cuidado de las cuatro unidades utilizadas para el traslado de los niños.


Al estar ubicado en la parroquia San Bernardino el preescolar y el materno en la Avenida Bolívar, el traslado se complicaba, por eso, los representantes tuvieron problemas para llevar a los infantes, quienes anteriormente tenían el transporte que los recogia en un lugar para luego llevarlos a centro de estudio explicó, Rivero.


Desacato empeoró situación
«Los padres y representantes debían trasladar los accesorios de los niños, esto complicaba su llegada a tiempo. Cuando los retiraban algunos fueron víctimas de hurtos por la Avenida Urdaneta, lugar transitados por los padres», expresó.


Mientras ocurrían las fallas, el presidente de la AN diputado Henry Ramos Allup, y la junta directiva estaba ocupada en derrotar al gobierno del presidente Nicolás Maduro.


La situación entre los años 2016 y 2017 cuando presidía el parlamento el legislador Allup, el declive de las unidades educativas, iniciaron por no haber una autoridad responsable de la atención al materno y preescolar.

Desde marzo del año 2016, por no acatar la medida cautelar del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) contra los diputados de Amazonas, la AN entraba en desacato por desobedecer al Poder Judicial.


A partir de la fecha, Rivero indicó el abandono progresivo de la atención de los alumnos, quienes fueron afectados también por la gestión de la presidencia del diputado, Julio Borges.


Contó Rivero que Borges en el año 2018 seguía sin dar presupuesto, ni atención trayendo como consecuencia deserción de empleados y niños. «Los tres parques de plásticos se debía hacer mantenimiento; pero no hicieron nada porque la directiva de la AN no solucionó», señaló.


No había voluntad política
A pesar de reunirse y entregarle carta al diputado Borges, no se tomó en consideración las inquietudes de los representantes, integrantes del Comité relató, Rivero quien indicó que el materno y preescolar tenían presupuestos propios direccionado por la AN; pero nunca fueron liquidaron.


«Se podía mejorar las instalaciones porque la Asamblea tenía gerencias con personal para arreglar las áreas en deterioro. Sí existían; pero no hubo voluntad política de las juntas directivas» expresó, Rivero.


Entre tanto, la docente titular del materno Divina Pastora Linni Gutiérrez, coincidió en no haber voluntad para solucionar los problemas sino más bien colocaban obstáculos.


«Otras de las acciones tomadas en contra de los representantes era el cierre de las oficinas en las instalaciones físicas del edificio José María Vargas, no podían privar del beneficio de la guardería y el preescolar a los niños para no violentar sus derechos; pero impedían el desarrollo de las actividades de sus padres al cerrarle las dependencias dentro de la sede. Y no solo con los representantes sino con todas las dependencias en cuyas oficinas los trabajadores manifestaran una posición política distinta a la de ellos» reveló, Gutiérrez.


Reuniones y entregas de cartas informando las deficiencias eran informadas a cada directiva de la AN en cada año, desde el 2015 al 2020, ninguna dio respuesta positiva a las necesidades expresó.


«No había presupuesto», le decían al Comité de padres y representantes del preescolar y materno en cada encuentro con los presidentes del parlamento diputados Ramos Allup, Julio Borgues, Omar Barboza, Juan Guiado y Luis Parra refirió.

Dignificar a los niños
Ante la falta de atención, los padres se motivaron a invertir en la mejoría de las instituciones educativas mencionó Gutiérrez, quien resaltó el sacrificio hecho por representantes porque los salarios de la AN, no daban para abastecer las necesidades de los niños.


A pesar de ello, Gutiérrez, resaltó la voluntad de cada familia por darle una educación de calidad a sus hijos, por eso, aprovechó para solicitar a la nueva AN dignificar a los trabajadores, niños, representantes y mejorar las instalaciones físicas del materno, y preescolar.


Tanto la docente Linni Gutiérrez como la representante Deyanira Rivero expresaron que sí la oposición no pudo gerenciar el preescolar y materno en los cincos años cuando estuvieron direccionando el Poder Legislativo, no se quieren imaginar que sucedería sí gobiernan a Venezuela.