Entrevistas notimovil Papel y Tinta

María León: IV Congreso del Psuv debe reafirmar carácter feminista

p7-María-León
Charles Delgado
Escrito por Charles Delgado

La constituyentista María León destacó lo importante de vencer la guerra económica generada por factores externos e internos. Al respecto, indicó que el sector feminista del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) luego de reunirse con especialistas en el área económica, propuso crear con la unión cívico-militar una instancia de vigilancia de la cadena de producción para controlar los precios de los productos. Y supervisar a la empresa productiva sea privada o pública con dicha organización popular. De la misma manera, comentó la necesidad de fortalecer la estructura del partido en los centros de trabajo, porque no se ha hecho lo suficiente, por ello han ocurrido debilidades en las instituciones.

¿Qué opinas del IV Congreso del PSUV a efectuarse el 28 de julio?
– Es una oportunidad para elevar, el nivel de conciencia y compromiso que tenemos los y las militantes con el legado del Comandante Hugo Chávez. Ya se han nombrado cinco comisiones de trabajo, donde cada una de ellas tiene que vincular al partido desde la base. Allí, deben aportarse los planteamientos fundamentales ante esta coyuntura y el Congreso debe planteárselo en lo inmediato. También, debe respaldar y discutirse los 6 vértices estratégicos que propuso nuestro presidente, Nicolás Maduro, quien puntualizó que el partido debía trabajar contra la guerra económica y por la construcción del socialismo.

¿Por qué ha tardando tanto el PSUV en activarse para atacar los problemas que agobian al pueblo?
-No es un problema de voluntad, es un problema de condiciones objetivas. Nos estamos enfrentando al imperio más cruel de la historia que es el imperio norteamericano. No es fácil, porque los países que han decido construir el socialismo, le han desatado guerras económicas, políticas y sociales. No es fácil defendernos de un enemigo tan poderoso. Por eso, hay que unir todas las fuerzas inteligentemente, además todos los conocimientos, y valores de lucha para superarlo.

¿Cómo el partido debe enfrentar al imperio?
-Por una parte, con el conocimiento como lo está aportando la base del partido, especialista y profesionales, quienes plantean salidas y alternativas; pero en la otra parte debemos tener la fuerza para resistir mientras las medidas hacen sus efectos. Los CLAP fueron una respuesta popular, que nos ha permitido no dejarnos pasar hambre como el imperio junto a la oposición quería; pero no hemos podido aplicar la regulación de los precios que están inalcanzables para el pueblo trabajador. Lo derrotaremos y neutralicemos; pero no es fácil.

¿Qué ha hecho la militancia femenina dentro del partido para el control de precios de los productos?
– Las mujeres nos hemos reunido como vicepresidencia con especialistas en el área económica como por ejemplo, Pascualina Curcio y Maribel Rosario, quienes nos dieron alternativas. Gracias a esos encuentros propusimos una serie de acciones al corto, mediano y largo plazo. La primera fue la necesidad de crear en la unión cívico-militar una unidad para hacerle seguimiento a ocho productos como lo dijo el Presidente Maduro. Nos toca organizar una comisión o batallón cívico-militar que vigile la producción y le haga seguimiento a la distribución hasta llegar al consumidor, porque sabemos que en la distribución es donde está el problema. Desde la producción con vigilancia popular podemos derrotar el alza de precios. Otra propuesta, era obligar a las empresas productoras a someterse a ese control popular para asegurar que llegue al costo real los artículos.

¿Cómo las mujeres pueden ayudar a derrotar al imperialismo?
– Para mí sí se puede derrotar, pero debe ser en todos los campos. Pero primero hay que entender la importancia de la unidad cívico-militar, ya que sin ella no podemos derrotar al imperialismo, ni podemos construir el socialismo. Hasta ahora, en los 100 años, en naciones donde se han propiciado la construcción del socialismo tuvieron como base la unión obrero-campesino. La Revolución Bolivariana tiene como base la unidad cívico-militar. Ahora, debemos seguir las mujeres en el proceso de preparación, estudiar la nueva doctrina de Hugo Chávez, y, por supuesto, la unión del pueblo con su Fuerza Armada Bolivariana como un ejército popular como lo hizo Simón Bolívar, Antonio José de Sucre y Rafael Urdaneta para participar en la defensa de la patria.

¿Qué han asumido la mujeres en la revolución Bolivariana?
– Las mujeres han asumido su responsabilidad dentro de la Revolución, existen voceras principales en las organizaciones; pero lo principal, como dice el Presidente Maduro, es la construcción del socialismo. No solo desde el punto de vista de la producción y el desarrollo de las comunas, también debe ser con el pensamiento de nuestro Comandante Eterno Hugo Chávez. Entendiendo que esta guerra, no se va a resolver rápido, hay que retomar fuerza siguiendo la visión de nuestro Libertador Simón Bolívar, porque somos la esperanza en el mundo. El partido juega un papel importante porque nos estamos enfrentando al imperio y somos la nación vanguardia enfrentándola con fe y esperanza. Lo vamos a derrotar, no hay duda de ello.

¿Qué resultado espera del IV Congreso del PSUV?
– Espero que en el Congreso se entienda lo que es socialismo feminista porque ese es el gran aporte de Hugo Chávez. Hasta ahora, ningún país socialista había aceptado como política de Estado la inclusión de la mujer. Ese fue un aporte del Comandante Hugo Chávez. Nosotros debemos estudiar al Chávez feminista y reafirmar el carácter feminista de la revolución. Hasta ahora, el partido es débil, donde debe ser fuerte en los centros de trabajo. Hemos hecho esfuerzos, pero no ha sido suficiente. Si tuviéramos un gran partido, en el transporte no hubiera pasado, las cosas que pasaron y están pasando. Así igual lo que esta pasando con el agua. Yo pido que en este Congreso salga fortalecida la estructura del partido, en los centros de trabajo, es decir, en lo sectorial, no solo en el territorial. Por otra parte, aspiro que los movimientos sociales sean vistos de otra manera, porque hasta ahora solo tienen capacidad de presión y no de propuesta.

CuatroF 174_7