Papel y Tinta

OMS: La gente no empezará a ser vacunada antes de primera parte de 2021

Daniela Arévalo
Escrito por Daniela Arévalo

Fuente Agencias

No importa cuanto intentemos acelerar el proceso, tenemos que estar seguros de que una vacuna es segura y efectiva, y esto toma su propio tiempo, dijo el director de Emergencias Sanitarias de la OMS, Mike Ryan.

El avance actual de las investigaciones para encontrar una vacuna contra el Covid-19 y las precauciones que se deben tomar apuntan a que la gente no empezará a ser vacunada antes «de la primera parte de 2021», dijo este miércoles 22 de julio un alto responsable de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

«Hay que ser realistas en cuanto a los tiempos. No importa cuanto intentemos acelerar el proceso, tenemos que estar seguros de que una vacuna es segura y efectiva, y esto toma su propio tiempo», dijo el director de Emergencias Sanitarias de la OMS, Mike Ryan.

«Estamos apurando las cosas todo lo que se puede, pero esto no significa bajo ninguna circunstancias que vamos a tomar atajos en lo referido a la seguridad», recalcó el médico y alto directivo de la OMS en una sesión informativa dirigida al público en general a través de las redes sociales.

En esa sesión, en la que también participó la responsable técnica de la célula de gestión de la pandemia, María Von Kerkhove, se recordó que no hay que tener expectativas desmesuradas y creer que la vacuna será una solución absoluta.

Ryan recordó que ninguna vacuna es 100 % efectiva y mencionó el caso de la que existe contra el sarampión y que es considerada entre las que tienen mayor efectividad, que en este caso llega al 95 %.

Otro aspecto a tomar en cuenta será la duración de la inmunización que ofrezca la vacuna.

Cada vez son más las vacunas -entre las 23 que han llegado a etapas más avanzadas en investigaciones en distintas partes del mundo- que están llegando a la fase 3, que implica que tras haber mostrado ser seguras y cierta eficacia, pueden empezar a ser administrada a miles de personas.

Se trata de la etapa previa para la aprobación de una vacuna por parte de las autoridades sanitarias de los países.

La organización ha recibido la confirmación de 14,73 millones de casos de coronavirus en el mundo, de los cuales 169.013 corresponden a las últimas 24 horas.

Los fallecidos por esta nueva enfermedad son 611.284, lo que supone 3.503 más que en la víspera.

Falsas e inaceptables acusaciones de Pompeo

El director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, calificó como “falsas e inaceptables” las afirmaciones atribuidas al secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, en el sentido que el funcionario de ONU habría sido “comprado” por China.

“Estos comentarios son falsos, inaceptables y sin el menor fundamento”, declaró Tedros Adhanom Ghebreyesus, y advirtió una vez más contra toda “politización” de la pandemia de coronavirus.

De acuerdo a publicacionbes del Times y el Daily Telegraph, el canciller norteamericano atacó el martes 21 de julio violentamente a la OMS durante una reunión a puertas cerradas con parlamentarios británicos en Londres.

Según las fuentes, Pompeo tildó de “política” a la organización, acusando a Tedros de haber sido “comprado por el gobierno chino”, al que debe su elección como director general de la OMS.

El secretario de Estado estadounidense inclusive imputó las “muertes británicas” por Covid-19 a los fracasos de la organización y a esas supuestas negociaciones.

Tomando la palabra después que Tedros, la experta de la OMS Maria Von Kherkove dijo: “Nunca he estado tan orgullosa de ser miembro de esta organización. Soy testigo directa del trabajo que hace el doctor Tedros y nuestros equipos en todo el mundo”.

Desde el comienzo de la pandemia de Covid-19, registrado en China a finales de diciembre, la organización ha sido frecuentemente criticada por su retraso en sus respuestas. Pero fue Estados Unidos el que la atacó con más virulencia, denominándola “marioneta de China” y denunciando su condescendencia respecto a Pekín.

Estados Unidos inició formalmente el 8 de julio la tramitación de su retirada del organismo de la ONU, poniendo en práctica las amenazas de su presidente, Donald Trump, anunciadas en mayo, en plena pandemia.